PORTADA

Inicia peregrinación de devotos hacia El Cisne


Devotos se alistan para la visita a la “Churonita”.


Ni la densa capa de niebla, ni el viento, ni la lluvia, ni el frío que van y vienen a lo largo de los aproximadamente 250 kilómetros que separan Cuenca de El Cisne, son capaces de doblegar la devoción de los caminantes que acuden a visitar a la “Churonita”.

La cantidad de fieles que acompañan a la Virgen de El Cisne en su celebración aumenta cada año y Cuenca es una de las ciudades que mayor número de muestras de fe y agradecimiento expresa.

Prueba de ello es que, nuevamente, en la vía Cuenca-Loja-El Cisne, se observa a caminantes que peregrinan hasta dicha parroquia desde esta ciudad, como es el caso de José Cabrera, feligrés de 33 años, quien por primera vez visitará a la “Churonita” a bordo de su bicicleta.

Devoción

Salió la madrugada de ayer desde su natal Rosas Loma, comunidad perteneciente a la parroquia Sinincay. Viaja solo y lleva consigo dos “buenas razones” que en cada pedaleada le dan la fuerza necesaria para no sentirse cansado.

Comenta que la primera es haber dejado de beber, “tomaba mucho (licor) pero gracias a ella he dejado el vicio” confesó. La segunda razón es obtener su título de bachiller, algo que lo tiene muy contento.

Recordó claramente la primera vez que viajó en carro hacia El Cisne. Dice que fue en 1999. Desde entonces, nunca lo había hecho abordo de una bicicleta. La devoción la heredó de sus padres, quienes en los próximos días se encontrarán con él en El Cisne para elevar plegarias y agradecimientos a la Virgen.

Aspira llegar el jueves por la tarde, descansar y visitar a la “Churona”. Espera lograrlo en compañía de dos escapularios que lleva envueltos en el timón de la bicicleta, con los que se siente protegido.

Hermanos

Unos cuantos kilómetros más adelante, cerca del sector conocido como Las Nieves, los hermanos Walter y Santiago Sánchez, de 17 y 18 años respectivamente, conversan sobre muchos temas mientras caminan hacia El Cisne. Es la primera vez que lo hacen a pie, pues desde hace siete años, lo hacen junto con sus padres en vehículo. “Ahora queremos probar y conocer cómo es el trayecto” manifestaron. Partieron de madrugada, desde Cumbe. Son oriundos de Zhotor, comunidad del cantón Sígsig.

Como cada año, desde que viajan a visitar a la Virgen, la consigna es agradecerle por la bendiciones entregadas, por la vida, la salud y los estudios. Ellos adquirieron la devoción después de la llegada de su padre, quien residía en los Estados Unidos.

Ambos dicen tener afinidad con el deporte, fútbol y ecuavoley, por ello no será difícil hacer el recorrido a pie. Reconocen que lo único que conocen del trayecto es lo que sus primos les han contado, pero se mostraron seguros y tranquilos.

Familia

José Guamán salió de El Tambo, Cañar, la madrugada de ayer junto con su familia. Él regresa a El Cisne luego de 27 años de vivir en Estados Unidos. Viaja en vehículo con sus dos hijos, su esposa y un amigo. Confiesa que es una alegría retornar a visitar a la “Churonita”. Quiere agradecerle por las bendiciones otorgadas a él y a su familia y pedirle que las mantenga durante el tiempo que les quede de vida. Esperan poder quedarse en El Cisne para acompañar a la imagen durante sus festividades.

Actividades previstas para esta semana en El Cisne

El Comité 15 de Agosto, uno de los movimientos más importantes que acuden y aportan con la celebración religiosa, honran a la Virgen la próxima semana. Mientras tanto, los devotos que viajan desde hoy hacia El Cisne pueden realizar varias actividades.

A las 14:00 se prevé la llegada de los “priostes de festividades del 8 al 12 de agosto”, quienes han preparado eventos socioculturales. Se alista una serenata conjuntamente con actividades religiosas. También un festival de bailes tradicionales y quema de castillos.

Además de la procesión de priostes y una misa especial a las 08:00. (Tomado de diario El Tiempo de Cuenca)