INTERNACIONAL

El refugio donde viven los altos cargos de Maduro, lejos del hambre y la inseguridad


Nicolás Maduro y su vicepresidente Tareck El Aissami.

(Agencias).- Venezuela pasa por una terrible crisis con una inflación de tres dígitos, recesión económica, escasez de alimentos y medicinas y también un grave problema de inseguridad. Sin embargo, según una investigación hecha por el portal El Español, los principales aliados del Maduro son ajenos a esta situación pues desde hace meses residen junto a sus familias en una urbanización blindada levantada en el seno del principal acuartelamiento armado de Caracas, llamado Fuerte Tiuna.

Según el artículo del portal español, fuentes del partido chavista indican que los principales miembros del Ejecutivo viven bajo la seguridad del acuartelamiento y abastecidos por el Centro de Alimentación que surte a las Fuerzas Armadas venezolanas. Entre ellos figuran el vicepresidente del país, Tarek El Aissami; el nuevo canciller de la República y ex ministro Jorge Arreaza; el ministro de Educación Elías Jaua y la ministra de centros penitenciarios, Iris Varela.

Quien también reside ahí es Aristóbulo Isturis, vicepresidente de la cuestionada Asamblea Constituyente.

Otros funcionarios del Ejecutivo también residen en el Fuerte Tiuna, en varias viviendas unifamiliares de gran formato. Según señalan las fuentes chavistas, los altos mandos de Maduro disfrutan de máxima seguridad, asistencia sanitaria y alimentos sin restricciones en esta villa militar.