NACIONAL

Rafael Correa condecora a Juan Pablo Pozo, presidente del Consejo Electoral de Ecuador


Una cinta amarilla y una medalla de oro de las manos del presidente saliente Rafael Correa, recibió este 18 de mayo, visiblemente emocionado, Juan Pablo Pozo, presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), en una ceremonia que se desarrolló en el salón Amarillo de la Casa de Gobierno.

Una cinta amarilla y una medalla de oro de las manos del presidente saliente Rafael Correa, recibió este 18 de mayo, visiblemente emocionado, Juan Pablo Pozo, presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), en una ceremonia que se desarrolló en el salón Amarillo de la Casa de Gobierno.

El mandatario entregó ayer la condecoración de la Orden Nacional al Mérito en Gran Cruz a Pozo por su entrega a la Nación y defensa de la transparencia en los procesos electorales de febrero y abril pasado.

El decreto 1418 señala que Juan Pablo Pozo ha dado claras muestras de capacidad y entrega al servicio de la nación. Y que pese a las amenazas supo mantenerse fiel al cumplimiento del deber.

Se agrega en el decreto ejecutivo que pese a haber sido cuestionado desde las élites que han gobernado, el presidente del CNE no “dejó de defender la transparencia de los procesos electorales”.

En un extenso discurso y con los aplausos de funcionarios del CNE, autoridades, ministros y asambleístas de Alianza PAIS electos, Pozo -que recurrió a frases que ha mencionado en los últimos días y de escritores- reconoció que estaba emocionado pues expresó que “nunca me imaginé vivir este momento”.

Se anticipó a lamentar que este reconocimiento será objeto de críticas para poner en “duda la independencia de las funciones del Estado”.

Asistieron los presidentes de la Corte Nacional de Justicia, Carlos Ramírez; de la Judicatura, Gustavo Jalkh; el defensor del Pueblo, Ramiro Rivadeneira.

“Las elecciones fueron impecables, pero ¡impecables!” señaló Correa y realzó la presencia de las autoridades porque deben unirse, y que hayan asistido para defender a una “persona honesta”.

El gobernante, que dejará el mandato el próximo 24 de mayo, dio un discurso indignado por las críticas a Pozo, por las “infamias y calumnias” dichas en el proceso electoral.

“Este día estamos reconociendo la valentía. La independencia, integridad de quien defendió la democracia en las urnas”, subrayó Correa.