DEPORTES

Derechos Maltrechos: ¿Cómo quedamos los orenses? (O)


Por: Abg. Alan Leyva Andrade

Los orenses siguen pensando en que deberíamos tener uno o dos equipos más en la serie grande del fútbol ecuatoriano que acompañen a Fuerza Amarilla. Algunos añoran las décadas de los 70 y 80 con Carmen Mora, Bonita Banana y Audaz Octubrino, cuando jugaban en el destartalado Nueve de Mayo.


Por: Abg. Alan Leyva Andrade

Los orenses siguen pensando en que deberíamos tener uno o dos equipos más en la serie grande del fútbol ecuatoriano que acompañen a Fuerza Amarilla. Algunos añoran las décadas de los 70 y 80 con Carmen Mora, Bonita Banana y Audaz Octubrino, cuando jugaban en el destartalado Nueve de Mayo.

Fueron días de júbilo para el balompié orense, especialmente con Carmen Mora que luego pasó a ser el Bonita Banana hasta desaparecer. Diferente es la historia del Audaz Octubrino, que estuvo en la A, que se quedó en la B y que luego descendió. A lo largo de estos años se ha mantenido así, subiendo, bajando, pero no ha desaparecido.

El Santos del Guabo fue otro de los que llegó a la A y descendió rápidamente, también el Atlético Audaz que terminó desapareciendo. Este recuerdo breve de nuestra historia futbolera en el Campeonato Nacional, nos deja una lectura sencilla. Que hemos llegado, descendido y desaparecido.

Señores, no es fácil armar un equipo y mucho menos sin dinero. Acá hubo algunos caballeros que se quedaron en banca rota, que perdieron incluso el patrimonio familiar por ingresar en el negocio del fútbol profesional. Ellos mal asesorados por periodistas y adulones que se consideran “iluminados” se dejaron llevar y claro sin experiencia el final fue triste.

Qué si es fácil mantener un equipo en la A?, pregúntenle a Favián Aguilar de Fuerza Amarilla. En Machala, lamentablemente hay que reconocer que no es plaza para que un club se mantenga a flote con el auspicio de empresas, los que han estado se han mantuvieron por la chequera y el bolsillo de unos cuantos o de persona en particular.

El fútbol es un negocio y como eso hay que manejarlo, con un equipo que deje de ser tal para convertirse en una empresa, Los europeos son la señal clara de aquello. No sólo en El Oro sino en todo el país, los clubes no viven por la taquilla, sobreviven por la gestión dirigencial, del pedir y negociar.

Los “mecenas”, recuerdan esa palabra tan popular en los 80 en El Oro?. Ya no hay, se extinguieron, los favorecedores, apadrinadores, bienhechores o tutores, dejaron de ser tales para convertirse en empresarios pero de otro tipo de negocio. Los “mecenas” del fútbol de ayer, mal asesorados y sin una gota de conocimiento de administración, son los pobres de hoy.

Qué como quedamos los orenses?. Mi respuesta es sencilla, esperemos quedarnos con Fuerza Amarilla en la A. como en efecto creo va a suceder. Quedamos sólo con la ilusión del Audaz para la B y con Orenses que nuevamente en la parte final pierde pista y sucumbe.

Repito, el que quiere varios equipos en la A, primero gane el ascenso, meta su dinero o frote alguna varita mágica que en el fútbol no existe. Hoy a Fuerza Amarilla, sólo se le llena el estadio con Barcelona. Con el debido respeto, la hinchada está repartida, es resultadista y hasta ingrata.