CIUDAD

Médicos insisten en no bajar la guardia pese a haber sido vacunados contra el COVID-19


Es real la posibilidad de contagiarse de COVID-19 luego de haber recibido la segunda dosis de la vacuna. Por eso, profesionales médicos orenses instan a la ciudadanía a no bajar la guardia y evitar exponerse innecesariamente, entre 14 y 21 días después de haber recibido la última inoculación.

Luis Becerra

lbecerra@diariocorreo.com.ec

Rosa Jiménez, de 86 años y Luis Narváez, de 76, son adultos mayores que fueron parte de los 900 beneficiados que el pasado 22 de marzo fueron vacunados contra la COVID – 19 en la fase 1 del Plan de Vacunación que impulsaba el Gobierno de Lenín Moreno.

Mientras esperaban media hora para constatar que la dosis recibida no cause efectos secundarios, ellos fueron capacitados para luego de la primera dosis sigan con los cuidados necesarios para no contagiarse.

Los adultos mayores ya recibieron la segunda dosis, ahora pueden estar más tranquilos, aunque aún permanecen confinados en casa.

Tanto Jiménez como Narváez, no quieren vivir una situación parecida a la de Andrea Andrade, quien tiene 56 años y según el Ministerio de Salud, una semana después que fue inoculada mostró síntomas y se le diagnosticó una infección por coronavirus.

Ella no es la única persona que ha pasado por esto. En varios países del mundo se han reportado casos de otros pacientes que durante el intervalo de días entre la primera y la segunda dosis han contraído la enfermedad.

VACUNAS

Las vacunas que ya se administran en distintos países requieren dos dosis para asegurar la protección completa, como la de Pfizer, Oxford/AstraZeneca, Coronavac, Moderna o Sputnik V.

El tiempo entre una dosis y otra varía según el fabricante. Pfizer recomienda dejar pasar 14 días y la Universidad de Oxford unos tres meses, por ejemplo.

Darwin Rivera, presidente del Colegio de Médicos de El Oro, manifestó que una persona al recibir la primera dosis de la vacuna debe de continuar con los cuidados.

“Estos son mantener el distanciamiento social, lavado frecuente de manos y uso de alcohol y gel desinfectante”, dijo.

Explicó que incluso al recibir las dos dosis de la vacuna se tiene que esperar entre tres y cuatro semanas para obtener la inmunidad o protección.

“Cuando nos ponemos la primera dosis, lo único que estamos haciendo es que solo tenemos entre un 60 y 70 por ciento del eficacia del COVID – 19, que es bastante baja”, aseguró.

Expresó que las personas incluso después de recibir la segunda dosis no tienen que dejar de usar la mascarilla.

“El problema es que muchas persona al recibir la primera dosis tienen una falsa sensación de seguridad, cree que está protegido, es cuando muchos se contagian y podría ser grave, que incluso podría llegar a la muerte”, indicó.

INMUNIDAD

Rivera mencionó que entre el día 14 y 21 después de la segunda dosis recién el cuerpo comenzaría a generar anticuerpos, pero “recordemos, que cada vacuna tiene su margen, por ejemplo, la que más tiempo tienen la una de la otra es la AstraZeneca, que puede ser colocada hasta más 80 días después de la primera”.

Por su parte, Priscila Hurtado, directora de salud del distrito Machala, dijo que luego que las personas reciban la primera vacuna, tienen que estar pendiente de la segunda dosis de 21 a 41 días en caso que sea la Pfizer.

“No deben sacarse la mascarilla, no asistir a reuniones sociales ni a lugares donde hay aglomeraciones, lavado de manos y en caso de no tener aguo o jabón, tener gel o alcohol al 70 por ciento”, aclaró.

La vacunación, al igual que el contagio, inmuniza a la persona afectada, que, generalmente, no sufrirá síntomas o estos serán leves en futuras reinfecciones. Pero eso no significa que el virus desaparezca. Incluso puede volver a contagiar.

La clave está en la actividad del sistema inmunitario y en la capacidad de proliferación del virus en estas personas. Un sistema inmunitario entrenado elimina el virus antes de que este pueda causar graves daños en el organismo.

Por ello, la duda por despejar ahora es si las personas inmunizadas mantienen capacidad de contagio. La respuesta dependerá de la cantidad de virus que puedan dispersar.

Indicó que el objetivo de la vacuna no es tener inmune y no enfermarse, sino es que la enfermedad la sentirá en menos intensidad, no obstante, pueden seguir contagiando si no hay debido cuidado.

ESTUDIO

Un reciente estudio realizado en centros de mayores en Chicago demostró que el 4,2%, entre trabajadores y pacientes, se contagió por SARS-CoV-2 en un periodo de cuatro meses (diciembre 2020-marzo 2021). De las personas infectadas, la mayoría no habían sido vacunadas. Pero el 6% de las infecciones se habían dado en personas totalmente vacunadas y el 23% en las que habían recibido una sola dosis.

Las reinfecciones de personas que han pasado la enfermedad son inusuales pero ocurren. En un estudio realizado en Reino Unido con trabajadores sanitarios que habían sufrido COVID-19, el 0,6% sufrió reinfección. Eso sí, con síntomas leves.

VACUNA UNA DOSIS

Una nueva vacuna que combate el coronavirus llegaría a Ecuador para formar parte del plan de vacunación 9/100, cuyo objetivo es inmunizar a 9 millones de personas entre mayo y septiembre.

La ministra de Salud, Ximena Garzón, indicó que se está realizando la asignación presupuestaria para la compra de CanSino y estimó que esos trámites estarán definidos a más tardar en esta semana.

Se adquirirán 6 millones de vacunas a CanSino, con una primera entrega en julio de 3 millones y el restante en los primeros días de agosto.