CIUDAD

Hoy culmina contrato de guardianía privada en 12 entidades educativas


Docentes y principales autoridades de las diferentes instituciones educativas que contaban con el servicio de seguridad privada, están preocupados porque hasta hoy tendrán este beneficio.

El Ministerio de Educación debido a los constantes robos que se efectuaban en las diferentes entidades educativas realizó la contratación de guardias de seguridad con el fin de precautelar los bienes de dichos establecimientos.


Linda Reyes

lreyes@diariocorreo.com.ec

Docentes y principales autoridades de las diferentes instituciones educativas que contaban con el servicio de seguridad privada, están preocupados porque hasta hoy tendrán este beneficio.

El Ministerio de Educación debido a los constantes robos que se efectuaban en las diferentes entidades educativas realizó la contratación de guardias de seguridad con el fin de precautelar los bienes de dichos establecimientos.

Cada cierto tiempo se renuevan los contratos, pero este año el servicio ha sido solo por cinco meses, desde enero hasta mayo. Los rectores, hasta el momento, no saben cuando la cartera de Estado realice la contratación, pero mantienen la esperanza de que sea pronto debido a que las entidades educativas que tienen este servicio, es porque están ubicadas en zonas de alta peligrosidad.

SIN SEGURIDAD

Este medio de comunicación conoció que hoy las instituciones agradecerían los servicios a los guardias de seguridad, estas son: escuela Manuel Encalada Mora, colegio El Oro, Unidad Educativa Víctor Naranjo Fiallos, colegio Nueve de Octubre, colegio Kléber Franco y colegio Machala.

A estas se suma la entidad educativa Alejandro Castro de El Cambio, el colegio Simón Bolívar, el colegio Ismael Pérez Pazmiño, Combate de Pilo, Isabel La Católica y la escuela Galo Plaza Lasso.

“Estamos sumamente preocupados con la falta de seguridad, porque nosotros tenemos bienes que precautelar”, indicó Efrén Espinoza, rector del colegio Kléber Franco.

Añadió que las instituciones que no tienen guardianía privada reportan el robo de las bombas de agua, tanques elevados, entre otras cosas. El rector por su parte teme el robo de las computadoras, que aunque no son de última generación, igual se las llevan para venderlas.

“El lunes (hoy) hacemos la reunión con los dos guardias para la entrega-recepción del establecimiento y desde allí nos quedamos sin seguridad. Esto nos afectaría mucho. Igual yo tengo activado el botón de pánico con los vecinos de las tres calles adyacentes”, agregó Espinoza.

Hasta que haya la contratación de la seguridad privada, el rector ha pedido la colaboración de la Policía Nacional para que el personal realice constantes patrullajes. Además el sector cuenta con la vigilancia de las cámaras del ECU-911.

Pilar Ortiz, rectora de la unidad educativa Víctor Naranjo Fiallos, dijo que desde el Distrito le han comunicado que la contratación de seguridad privada no tardaría mucho tiempo. Le preocupa el tema, pero está un poco tranquila debido a que la entidad educativa al estar al interior de la Base Naval, cuentan con el apoyo de los elementos de control, quienes realizan constantes patrullajes.

“No tenemos una gran afectación por la seguridad que nos brinda la Base Naval, pero sí nos preocupa, porque no tenemos un cerramiento completo y esa parte necesita seguridad”, enfatizó Ortiz.

INSTITUCIONES ROBADAS

Desde que inició el estado de excepción en Ecuador, por la emergencia sanitaria, el Distrito de Educación de Machala reportó hasta julio del año anterior 21 escuelas y colegios que fueron saqueadas por delincuentes que, incluso ingresaron a robar en horas del toque de queda.

Uno de los primeros casos fue el robo en la escuela de educación básica Unión Nacional de Educadores (UNE), situada en la ciudadela del Seguro, el 13 de junio. La pérdida allí fue de tres tanques elevados. Pese a tener cámaras de seguridad, los malhechores lograron sustraerse los depósitos de agua. Antes ya se habían llevado otros enseres.

No habían pasado ni cinco días del último hecho, y en la escuela Sara Molina de García, sus directivos reportaban que fueron objeto de la delincuencia. Allí se llevaron materiales didácticos de los alumnos y dejaron destrozando los archivadores y destruyendo la cerradura de una puerta.

Cuando comenzaron a darse los robos en los bienes del Estado, el director del Distrito de Educación de Machala, Jonnathan Jaya solicitó a todos los directivos que los equipos de computación y otros elementos de valor sean puestos a buen recaudo para garantizar que durante el confinamiento las instituciones no pierdan sus bienes.

En ese tiempo, de las 21 instituciones educativas intervenidas por personas ajenas a ellas, sólo tres sujetos fueron detenidos. Las autoridades judiciales les dieron medidas sustitutivas a la prisión preventiva, la justificación se dio por la pandemia que vive el país.