PORTADA

Arauz renunció a la presidencia del movimiento Fuerza Compromiso Social


QUITO. El excandidato de la Unión por la Esperanza (UNES), Andrés Arauz, en su último discurso, reconociendo la derrota electoral.

QUITO.- El excandidato, Andrés Arauz publicó en su cuenta de Facebook la renuncia a la presidencia del movimiento Fuerza Compromiso Social, tienda política liderada por el expresidente Rafael Correa con la que llegó a la segunda vuelta en las últimas elecciones. El anuncio se dio la tarde de este sábado 22 de mayo.

El puesto fue encargado en plena campaña electoral y al terminar la misma, también su puesto, agregó.

Ante una posible extinción de su personería jurídica por parte del Consejo Nacional Electoral, una alianza con Centro Democrático presentó a los candidatos afines al expresidente Rafael Correa con la lista 1 Unión por la Esperanza (UNES).

Andrés Arauz ganó la primera vuelta de las elecciones presidenciales 2021 con el 32,72%, seguido de Guillermo Lasso con el 19,74%.

En la segunda vuelta el resultado se revirtió y Lasso ganó las elecciones con el 58,01% de la votación. Arauz obtuvo el 41,99%.

Al inicio se presentó con Rafael Correa, sin embargo, el CNE no aceptó la postulación telemática de Correa que se encontraba fuera del país. Por ello, se presentó a las elecciones con Carlos Rabascall. Este binomio obtuvo 4´236.515 de votos a nivel nacional.

“Desde hace algunas semanas estoy fuera del país concentrado en atender la salud de mi familia y en concluir mis estudios de doctorado”, menciona en el comunicado.

Además, adelantó que en los próximos meses -al concluir sus estudios- aspira regresar al país para “servir mejor al pueblo ecuatoriano”.

Hizo un llamado a los militantes a iniciar una oposición desde el 24 de Mayo, fecha de posesión del presidente electo Guillermo Lasso.

“Apoyaremos lo positivo que beneficie al pueblo ecuatoriano y nos opondremos con vehemencia a lo que perjudique a las grandes mayorías”, agregó Arauz.

Además, agregó que se cierra un capítulo de persecución para su movimiento. “Le exigimos al gobierno de Lasso que se comprometa a enfrentar una oposición democrática sin amenazas de persecución, de aniquilación, de erradicación ni de proscripción, como ya lo vivimos en los últimos cuatro años”.