NACIONAL

Zaida Rovira: Una cosa es la actuación de los servidores y otra las competencias de la Defensoría del Pueblo


QUITO. Zaida Rovira estará al frente de la institución, mientras el titular, Freddy Carrión, resuelve su situación legal.

QUITO.- La defensora del Pueblo subrogante, Zaida Rovira, consideró que los hechos en los que está involucrado el defensor titular, Freddy Carrión, son como servidor público y otro es el trabajo de la institución.

Rovira estará al frente de la Defensoría del Pueblo mientras Carrión resuelve su situación judicial, pues al momento se encuentra con prisión preventiva en la Cárcel 4 de Quito, implicado en la investigación fiscal por un presunto delito de abuso sexual.

“Como seres humanos tenemos responsabilidades, una cosa es la actuación de las personas, sean autoridades o civiles, y otra son las competencias de la institución. Como institución no podemos responder ni dar una opinión sobre un proceso que está en investigación”, dijo Rovira en una rueda de prensa, este 18 de mayo.

“Son dos escenarios diferentes: uno es la institucionalidad y otro es la persona o funcionario. Nos corresponde velar porque se protejan derechos”, insistió.

La autoridad aclaró que asumirá la representación del organismo durante la licencia que solicitó Carrión, que sería de unos 30 días.

Carrión guarda prisión preventiva desde la tarde del lunes 17 de mayo y apelará la medida, ya que quiere defenderse en libertad.

Esta autoridad participó el fin de semana en una reunión social en un departamento del exministro de Salud Mauro Falconí, en el norte de Quito, en medio del confinamiento obligatorio como parte del estado de excepción para evitar la propagación del COVID-19.

En el inmueble habría estado también la pareja sentimental de Falconí, quien sería la denunciante de esta presunta agresión sexual por la que se procesa a Carrión.

Al ser consultada por los periodistas sobre si este hecho afecta a la imagen de la Defensoría (al ser un organismo que vela por el respeto de los derechos humanos), Rovira insistió en que los actos en los que está involucrado su colega son como servidor público, pero la institución continuará trabajando.