INTERNACIONAL

Sexto día de movilizaciones y 17 muertos: Las claves de la crisis en Colombia


Manifestantes con un cartel "La democracia no está en cuarentena", durante una protesta en Cali, Colombia. Foto: AFP

Aunque el gobierno de Iván Duque retiró el proyecto de reforma tributaria, los gremios y organizaciones sociales mantienen el pulso en las calles. Ahora exigen el cese de la reforma de salud, de pensiones y laboral, así como la paralización del despliegue de militares en las ciudades.

En la sexta jornada de movilizaciones en Colombia y un día después que el Presidente Iván Duque anunciara el retiro del proyecto de reforma tributaria, el descontento social mantiene hoy a cientos de colombianos en las calles desafiando la pandemia y exigiendo cambios transversales en el país. Mientras la convocatoria de paro nacional se mantiene activa, nuevos gremios se han sumado a las protestas, como es el caso de sectores del transporte y salud. El Ejecutivo, por su parte, hace ajustes en su gabinete y trabaja a contrarreloj para presentar una nueva iniciativa económica de “consenso”.

“(Hemos) ganado una primera batalla ante la decisión del gobierno de retirar la reforma tributaria, pero no hemos ganado la lucha, hasta que no se retire todo el paquetazo de Duque que incluye la reforma laboral, reforma a la salud, reforma de pensiones”, anunciaron los gremios que engloban el Comité Nacional de Paro, tras hacer un llamado a “paro cívico indefinido”.

Los taxis y motos se transformaron en los protagonistas de las marchas de hoy: la “mancha amarilla” paralizó sus servicios y generaba cortes en las principales calles de las ciudades colombianas. En tanto, en Bogotá, los camioneros bloquearon accesos a las carreteras para solicitar la reducción de los peajes y del precio del combustible, así como permitir el funcionamiento de vehículos de carga que tienen más de 20 años de antigüedad.

El epicentro de las protestas ha sido Cali. Ante el nuevo llamado y para evitar choques con la policía, el alcalde Jorge Iván Ospina marchó junto a los ciudadanos tras decretar hoy como día cívico. Los ciudadanos han rechazado la decisión de Duque de desplegar a los militares, que recorren las calles con tanques y armas de largo alcance. Ante esto, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, apuntó que “no se requiere, ni he solicitado, ninguna militarización”.

Según la Defensoría del Pueblo, desde el inicio del paro nacional a la fecha se han registrado 16 homicidios de civiles y un policía, así como 846 heridos. Entre el 28 de abril y el 1 de mayo se reportaron 1.120 actividades de protestas con 491 concentraciones, 304 marchas, 248 bloqueos y 76 movilizaciones en 390 municipios de 32 departamentos, además de Bogotá, que han contado con la participación de 238 mil personas.

El Comité Nacional de Paro, en tanto, entregó su propio balance: 124 heridos, seis hechos de violencia sexual y 27 homicidios. Lo mismo hizo la ONG Temblores, que emitió un documento denunciando 940 casos de violencia policial y la muerte de ocho manifestantes. Uno de los decesos que sacudió al país es el Santiago Andrés Murillo, un joven de 19 años, que murió durante una movilización el sábado, en Ibagué, después de recibir una herida en el tórax con un arma de fuego.

Los sindicatos y movimientos sociales han exigido al gobierno de Duque desmilitarizar las ciudades y desmontar el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) para así continuar con el pliego de peticiones que presentaron, que van desde terminar con la reforma de salud 010, fortalecer la vacunación masiva, establecer una renta básica, otorgar subsidios a las mipymes hasta cumplir los acuerdos de paz y detener la aspersión aérea de glifosato, herbicida usado contra los cultivos de coca.

Según el diario colombiano El Espectador, el proyecto de ley 010 plantea que las Entidades Prestadoras de Salud (EPS) se conviertan en aseguradoras de salud, así como la unificación de los regímenes contributivo y subsidiado, con el fin de una equidad en la prestación de salud, lo que ha sido criticado por promover la privatización del sistema de salud. Ante esto, uno de los senadores que presentó el proyecto en julio pasado, Armando Benedetti, solicitó el retiro del proyecto mediante una carta al Congreso en la que acusa que el texto “dista mucho de las necesidades de los colombianos”.

Una de las mayores preocupaciones sigue siendo el impacto que podrían tener las movilizaciones en un alza de los contagios de Covid-19, justo en momentos en que Colombia sufre el impacto de la tercera ola de la pandemia, que ya suma 2,8 millones de casos y 73 mil muertes. Las autoridades han solicitado que los ciudadanos que han participado en marchas acudan a realizarse exámenes de detección del coronavirus.

¿Qué viene para la reforma tributaria?

Desde cerca de las 07:30 de la mañana, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, y su viceministro, Juan Alberto Londoño, permanecían reunidos con el Presidente Duque. Ambas autoridades, que fueron claves en el proyecto de reforma tributaria, habrían presentado su renuncia al cargo tras la polémica por el programa que diseñaron para recaudar dinero a través de un alza en los impuestos y en servicios básicos.

Según la revista Semana, la caída del proyecto no fue suficiente y sectores políticos solicitaron la salida de Carrasquilla de la cartera para poder sacar adelante una nueva reforma, que sea producto de un consenso entre la ciudadanía y el Ejecutivo.

Una de las voces que resonó fue la solicitud del expresidente Andrés Pastrana. “El retiro de la reforma tributaria supone el retiro de su autor, único ministro de Hacienda a quien le ha tocado retirar dos reformas, la del 2004 y está, sin contar la del 2018 en la que propuso lo mismo sobre el IVA. Después de la segunda tarjeta amarilla viene la roja”, aseguró Pastrana, quien ha sido uno de los aliados de Duque.

El mandatario colombiano estaría trabajando en el primer borrador del nuevo texto del proyecto, que tendría como iniciativas una “sobretasa de renta temporal a las empresas, la prórroga transitoria del impuesto al patrimonio y a los dividendos, una sobretasa de renta a las personas de mayores ingresos y un plan de austeridad de gastos del Estado”, que deberá ser discutido por el Congreso antes de una eventual votación en el pleno.

En medio de la crisis desatada por el polémico proyecto, Duque convocó una reunión urgente para hoy con los partidos políticos. Cambio Radical, La U, el Partido Conservador, Centro Democrático y sectores cristianos confirmaron su asistencia para el encuentro que se realizará esta tarde en la Casa de Nariño, informó Semana.

A un año de las elecciones presidenciales colombianas programadas para el 29 de mayo de 2022, la crisis desatada por la reforma tributaria llega en un mal momento para Duque. La imagen favorable del presidente tuvo un descenso de 16 puntos en el último mes, según una encuesta de Guarumo-EcoAnalítica. Además, ese sondeo coloca al izquierdista Gustavo Petro liderando las preferencias para los comicios del próximo año, con el 24,2%, seguido de Sergio Fajardo, con un 16,9%.