NACIONAL

Congreso de la Conaie, previsto para hoy, se suspende y se reprogramará después del estado de excepción


La Confederación de los Pueblos de la Nacionalidad Kichwa del Ecuador (Ecuarunari) resolvió suspender el VII Congreso de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), que estaba convocado para realizarse desde este lunes 3 hasta el miércoles 5 de mayo en Unión Base, en Puyo.

La Confederación de los Pueblos de la Nacionalidad Kichwa del Ecuador (Ecuarunari) resolvió suspender el VII Congreso de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), que estaba convocado para realizarse desde este lunes 3 hasta el miércoles 5 de mayo en Unión Base, en Puyo.

La decisión se tomó durante una asamblea ampliada virtual. Sobre el motivo, explicaron que “la realización del congreso representa un alto riesgo de contagio masivo del COVID-19, poniendo en riesgo la vida de los pueblos y nacionalidades del Ecuador”.

Por esta razón, hicieron un llamado a la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Costa Ecuatoriana (Conaice) y a la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonia Ecuatoriana (Confeniae) a reprogramar el VII Congreso de la Conaie a partir del jueves 20 de mayo, después del estado de excepción.

En este congreso, del que aún no hay un pronunciamiento de la Conaie sobre su realización, se preveían aplicar sanciones en contra de aquellos de sus miembros que tomaron una postura electoral para la segunda vuelta del 11 de abril. Entre ellos, Jaime Vargas, quien está prorrogado en funciones como presidente del colectivo.

Esto después de que el dirigente indígena anunció el 3 de abril pasado el “respaldo absoluto del movimiento indígena” a la candidatura presidencial del aspirante del correísmo, Andrés Arauz, de la alianza Unión por la Esperanza (UNES).

El consejo de gobierno se reunió de manera extraordinaria el domingo 4 de abril y emitió una resolución firmada por cinco de sus miembros, en la que se ratificaba la “postura oficial de impulsar el voto nulo ideológico” en las elecciones de la segunda vuelta del 11 de abril, en la que el candidato de la coalición CREO-PSC, Guillermo Lasso, salió vencedor.

Tras la derrota de Arauz, el expresidente Rafael Correa se quejó de que “el acuerdo con Jaime Vargas (presidente de la Conaie) no nos dio ni medio voto indígena, y probablemente sí nos quitó muchos”. Añadió que no conocía a Vargas, y lo tildó como uno de los dirigentes “más violentos” de las protestas de octubre del 2019.

Paralelamente, el presidente de la Ecuarunari, Carlos Sucuzhañay, también increpó a Vargas y aseguró que las bases indígenas estaban “resentidas porque tenemos un presidente de la Conaie (Jaime Vargas) que nos defraudó”.