CIUDAD

24 hombres y 10 mujeres, infractores del confinamiento


La indisciplina en tiempos de pandemia está a la orden del día. Especialmente la de jóvenes que, al parecer, no les importa la vida de sus seres queridos. En la actualidad las casas de salud están abarrotadas de enfermos por el virus mortal.

Jhonny Crespo

jcrespo@diariocorreo.com.ec

La indisciplina en tiempos de pandemia está a la orden del día. Especialmente la de jóvenes que, al parecer, no les importa la vida de sus seres queridos. En la actualidad las casas de salud están abarrotadas de enfermos por el virus mortal.

El toque de queda sigue dejando personas aprehendidas. Y la noche del viernes y la madrugada de ayer, no fue la excepción. Más de uno fue pillado deambulando por las calles de la capital orense. En cambio, otros fueron sorprendidos al interior de galleras, prostíbulos y fiestas familiares. En total: 24 hombres y 10 mujeres son los infractores del confinamiento.

El Código Orgánico Integral Penal (COIP) señala que la persona que incumpla órdenes, prohibiciones específicas o legalmente debidas, dirigidas a ella por autoridad competente en el marco de sus facultades legales, será sancionada con prisión de uno a tres años.

GALLERA CLASDESTINA

Eran las 20:00 del viernes y elementos de la Policía Nacional, Fuerzas Armadas, Gobernación, Movilidad Machala y Municipio se alistaban en una veintena de vehículos con el objetivo de ir de ‘casería’ de los quebrantadores del Estado de Excepción.

La primera parada fue en el barrio Jesús del Gran Poder, norte de Machala. Pero antes de aquello, mientras el convoy que estaba también acompañado de los representantes de los medios de comunicación, por las sirenas policiales un uniformado pedía a los ciudadanos que ingresaran a sus domicilios porque ya se encontraban dentro de la prohibición de salir a las calles.

Ya en la zona de Jesús del Gran Poder, las autoridades confirmaban que al interior de una vivienda funcionaba una gallera clandestina. Una persona que dijo ser el propietario fue retenido. Sin embargo, los ánimos empezaron a caldearse. Dos féminas trataban a toda costa de impedir que se lo lleven al hombre de contextura gruesa (ver foto). Al final, las dos mujeres y un tercer ciudadano terminaron embarcados en un carro militar.

El Intendente de Policía, Félix Romero confirmó que en el sitio operaba una gallera clandestina. Incluso el funcionario señaló que existían gallos que se estaban desangrando por la pelea que minutos antes se había dado. “El resto de personas al ver nuestra presencia huyeron por una camaronera contigua a la casa. Además se encontró bebidas alcohólicas”, declaró Romero.

FIESTA INFANTIL

La piñata, las sorpresas y la torta no pudieron disfrutar los niños que asistieron a una fiesta infantil. La fuerza pública intervino un domicilio que está situado en las calles Páez y Olmedo, centro de la urbe.

“Estaban madres de familia, tías, pero solo se llevó al propietario de la fiesta, quien la había organizado. Estamos actuando y por eso mismo se lo ha llevado a la Fiscalía”, manifestó un servidor policial que participó de la detención.

Previa a esta acción, en los controles desplegados por todos los puntos de capital de provincia, una decena de jóvenes terminaron capturados, añadió el agente.

PROSTÍBULO CLANDESTINO

Las denuncias constantes de los moradores de Urseza 2, sector 3, de la presencia de un prostíbulo clandestino, obligó a las autoridades a desarticularlo. 15 personas fueron detenidas, entre ellas seis mujeres.

Pero, para poderlas apresarlas, militares y policías forzaron las puertas de la vivienda que tenía todo un sistema de videovigilancia privada y con todas las seguridades en sus puertas de ingreso.

“Como policía hemos trabajado toda la noche, en beneficio de todos, porque estamos salvando vidas prácticamente. Las personas, las mujeres que trabajan aquí, ninguna tenía mascarilla. Realmente los hombres que vienen a estos lugares se están exponiendo a contagiarse y llevar una enfermedad a sus esposas, a sus hijos y a sus padres. Esto provoca mucha insensibilidad en estas personas”, lamentó el teniente coronel Alex Trujillo, jefe de Operaciones de la Policía de la Subzona El Oro.

“Es inconcebible que en momentos tan críticos para la humanidad haya gente que no respeta las resoluciones del Gobierno Nacional que lo único que busca es precautelar el bienestar de los ecuatorianos, que solo se logrará con el compromiso de todos”, manifestó en cambio el gobernador Danny Gámez Ontaneda.