CIUDAD

Seis variantes del COVID-19, detectadas en el Hospital General Machala del IESS


Jorge Montaño, especialista en Genética del Hospital General del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) de Machala, durante el estudio de secuenciación.

Desde el fin de semana pasado, Ecuador registra la presencia de nueva variante de SARS-CoV-2; las muestras positivas de COVID-19 enviadas por el Laboratorio de Biología Molecular del Hospital General Machala fueron el punto de partida para determinar la circulación de una variante en el país y además descubrir la introducción de otras variantes en El Oro.

El análisis que realizó el Instituto de Microbiología de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ) a las muestras obtenidas de pacientes internados por COVID-19 en el Hospital del IESS en Machala, encontró las siguientes variantes: A (China), A2.4 (variante de Panamá), B.1.1.1 (Inglaterra), B.1.398 (variante de Europa), B.1.526 (Nueva York) y la C.37 de la cual se desconoce su origen por su reciente descubrimiento.

Las muestras no fueron enviadas al azar, así lo explica el especialista en genética del Hospital, Jorge Montaño: “Para que una investigación sea relevante, se necesita una captación de pacientes adecuada que reúna criterios específicos como edad, lugar de procedencia, gravedad y niveles óptimos de carga viral”.

De entre estas variantes detectadas en El Oro, llama la atención las variantes B.1.526 (catalogada como variante de interés por la Organización Mundial de la Salud) y la C.37 porque ambas comparten mutaciones en los genes que llevan información para la proteína espiga o S que es la que cubre la superficie del SARS-CoV-2 y es la responsable de la unión del virus a la célula humana.

Según la Organización Mundial de la Salud, cambios en la proteína S pueden resultar en cambios en la transmisibilidad del virus o en la virulencia.

Jorge Montaño, considera que este tipo de mutaciones, son especialmente preocupantes: “Esta clase de mutación que experimenta el virus ocurre en un sitio muy puntual que es el encargado de la unión a las células del huésped, lo cual le sirve al virus para tener mayor afinidad con la célula que va a infectar, esto puede influir en que la capacidad de multiplicarse aumente, así como el grado de la enfermedad”.

En El Oro se ha podido comprobar la presencia de las variantes de SARS-COV-2 gracias a la cooperación que mantiene el Hospital General Machala y la USFQ.

El Gerente del Hospital, Julio Loján, al respecto comentó: “La investigación científica necesita recursos tecnológicos y humanos, en el Hospital General Machala hay ambos. Ser la única casa de salud en El Oro capaz de incursionar en este tipo de investigación, además de ser un honor, representa una gran responsabilidad con nuestra provincia y el país porque significa aportar a la creación de conocimientos científicos del Ecuador y el mundo, además contribuimos a evitar las especulaciones con información verificada en un tema tan delicado de salud pública mundial.”

La circulación de la variante P.1 (brasileña) y (británica) no ha sido comprobada en El Oro, las autoridades hacen un llamado a la población a informarse por los canales oficiales del Ministerio de Salud Pública, laboratorios de secuenciación genómica de SARS-CoV-2 y del Hospital General Machala.