PORTADA

En la finca San José de Pasaje: Agradecieron a la Pacha Mama con la chicha del Yamor


El maíz de la finca “San José” de Pasaje fue uno de los ingredientes de la tradicional chicha del Yamor, una bebida tradicional de Otavalo y comunidades de la Sierra.

(LRP).- Como dice el refrán “mató dos pájaros de un solo tiro”, don José Rodolfo Ugarte Jiménez celebró su santo el día de San José y le dio gracias a Dios y a la tierra por los frutos que ha podido cosechar en su finca llamada “San José”, la misma que se encuentra ubicada en al sector Santa Lucía, vía a El Progreso.

Don José, para agradecerle a la tierra, optó por realizar una reunión donde asistieron familiares, amigos y autoridades. Comentó que apenas tiene tres años con la finca donde le ha ido muy bien en la cosecha de los frutos que ha sembrado como cacao, limón y este año maíz.

Dos amigas que son propietarias de las fincas aledañas le recomendaron que si le ha ido bien en su producción, debería agradecerle a Dios, pero también a la Madre Tierra o Pachamama que es la encargada de proveer los diferentes clases de alimentos.

Fue así como José, quien es jubilado y tiene la finca con el apoyo de sus hijos y su esposa, doña Mercedes Noblecilla Ugarte de Ugarte, agradeció a la tierra con la chicha del Yamor, que es una bebida sagrada de la tierra, compuesta de: maíz chulpe, canguil, morocho, maíz amarillo, maíz rojo, además de cebada y trigo.

Esta bebida es tradicional en Otavalo, aunque se está perdiendo con las nuevas generaciones; ya que, son pocas familias que saben prepararlo. Los asistentes no pudieron observar el ritual de agradecimiento que se practica en las comunidades de la región andina, pero se deleitaron con la chicha que fue preparada por las vecinas de José Ugarte.

En esa mañana los visitantes también deleitaron su paladar con choclo cocinado y queso, luego comieron fritada y por último degustaron el chancho a la Barbosa que estaba siendo asado en una parrilla.

Como es costumbre, quienes acudieron a la celebración no dudaron de hacerse presentes con un regalo para el propietario de la finca que, con beneplácito los recibía; pues, ver a su familia y amigos reunidos alegraba su corazón porque era un acto que él lo consideró muy importante y todos habían acudido.

“Siempre agradecemos a Dios, pero nadie agradece a la tierra. Todo el mundo vive por vivir y sólo cuando estamos enfermos vamos a la iglesia. En otros lados todos agradecen al sol, al agua, a los alimentos; pero, aquí nada, entonces nosotros también vamos a agradecer de esa forma, siendo los pioneros en esto”, enfatizó Ugarte.

El hombre, que le gusta caminar con sus botas y su sombrero, dijo que antes de contar con la finca, con la ayuda de sus amigos, realizaba rodeos montubios; pues, es de las personas que le gusta rescatar las tradiciones culturales de su pueblo.

¿Qué es la chicha del Yamor?

La ‘chicha yamor’ es una bebida alcohólica que se obtiene de la fermentación conjunta de 7 variedades de maíz que son el: amarillo, blanco, negro, chulpi, canguil, morocho y la jora (maíz germinado); todo luego de un proceso de secado, molido y hervido. Además del maíz, en el hervido intervienen algunas plantas aromáticas de la zona.

El secreto de la elaboración de la bebida está en la selección adecuada de las siete variedades de maíz. Esta bebida, en efecto, es el resultado de un largo proceso en el que la paciencia es el mejor aliado. Las ollas en las que se prepara la chicha son enormes, su exterior es negro debido al humo que emite la leña quemada.

Preparación

Primero se junta las siete variedades de maíz: amarillo, blanco, negro, chulpi, canguil, morocho y la jora (maíz germinado). Luego de un proceso de secado al sol, en un molino de agua –para que los granos se conserven frescos, dice-∫estos se someten a la molienda.

La harina que se obtiene se pone a cocinar a leña, por cerca de 12 horas. Uno de los trucos es que la cocción de la chicha no debe pasar de ese tiempo, de lo contrario produce molestias estomacales.

Otra característica del preparado es que no utiliza aditivos para darle sabor: todo el resabio que ella posee viene de las siete variedades del maíz. La chicha se brinda acompañada con mote, fritada o carne colorada y tortillas de papa.