PORTADA

Justicia indígena para quienes frenen fiestas en Peguche


PEGUCHE. En el concierto del pasado sábado un significativo grupo de asistentes no utilizó mascarillas, ingirió licor y no respetó el distanciamiento físico.

PEGUCHE.- La polémica surgida tras la organización de un concierto musical con más de 3.000 asistentes en el polideportivo de la parroquia Miguel Egas, en Peguche, en la provincia de Imbabura, se mantiene luego de un pronunciamiento que habría hecho el Consejo de Gobierno Indígena de este sector.

Informes policiales señalan que esta instancia que gobierna las comunidades de Peguche, Arias Urco, Agato, La Compañía, Pucará del Desaguadero, Trojaloma efectuó un anuncio en el que advierten que retendrán a las autoridades de control que interfieran en las actividades festivas.

Según el informe, el propósito de los dirigentes es hacer respetar la jurisdicción indígena amparados en el artículo 171 de la Constitución.

Agrega que los cabildos de estas comunidades sostienen que son la máxima autoridad y que continuarán llevando adelante las festividades del Pawkar Raymi como parte de la cosmovisión indígena.

En caso de notar la presencia de autoridades y de la Policía Nacional ingresando a estas comunidades ancestrales serán retenidas y sometidas a la justicia indígena, enfatiza el contenido de esta información que se hizo viral en las redes.

Pablo León, comandante de la Subzona de Policía 1, dijo que hay autoridades y que no permitirán amenazas relacionadas con la retención de autoridades o efectivos policiales.

“No podemos permitir que continúen realizando eventos como el del último fin de semana, porque nadie está libre de contagios”, anotó.

Entretanto, Rumiñahui Jimbo, dirigente del Cabildo Kichwa-Otavalo, dijo que en las próximas horas emitirán un comunicado oficial en el que se oponen a todo tipo de eventos y apoyan su suspensión en los sectores urbano y rural.

El directivo enfatizó que en plena pandemia harían mal en apoyar cualquier programación que significa un riesgo de muerte.

“Estamos preparando un mensaje conciliador para que las partes se sienten a conversar”, indicó el dirigente.

Mientras, Mario Conejo, alcalde de Otavalo, anunció que estudian mecanismos de sanción para los artistas o para quienes brinden servicios de amplificación, así como otras medidas para defender la salud de la población.