INTERNACIONAL

Wuhan dejó pasar desapercibido el aniversario de la primera muerte conocida por COVID-19


PEKÍN. En el mercado de Huanan, que es considerado como el primer gran foco de la epidemia y fue cerrado el 1 de enero de 2020 por varias semanas, vendían animales salvajes vivos, considerados como posibles transmisores del nuevo coronavirus al hombre.

CHINA.- El aniversario de la primera muerte conocida causada por el nuevo coronavirus pasó desapercibido el lunes en la ciudad de Wuhan, en un momento en que China intenta borrar su imagen de epicentro del COVID-19.

El 11 de enero de 2020, China anunció que dos días antes se había registrado la primera muerte causada por el misterioso virus en la metrópolis de 11 millones de habitantes.

Más de 1,9 millones de personas murieron desde entonces en el mundo debido a la pandemia de COVID-19.

En Wuhan, al igual que en el resto de China, la pandemia quedó controlada en primavera boreal y el balance oficial de 4.634 fallecimientos no varió desde mediados de mayo.

En esta ciudad del centro del país, la primera en ser puesta en cuarentena el 23 de enero de 2020, los habitantes se dedicaban en la mañana del lunes a sus ocupaciones habituales.

Por su parte, los medios del régimen comunista silenciaban este primer aniversario.

"Wuhan es la ciudad más segura de China e incluso del mundo ahora", dice a la AFP un sexagenario, Xiong Liansheng, en un concurrido parque a orillas del río Yangtsé, donde los jubilados bailan o se dedican a hacer ejercicios físicos, algunos con mascarilla.

"Los habitantes son muy conscientes de las medidas de prevención. Incluso mi nieto lleva una mascarilla cuando sale y sólo tiene dos años", añade Xiong.