SUCESOS

Cinco presuntos ladrones se salvaron de linchamiento


Ponce Enríquez.– Cinco individuos en dos motos cometían asaltos en seguidilla y uno de estos se dio en el tramo Maribel – Pueblo Nuevo, lo que puso en alerta a la comunidad y en coordinación con la policía bloquearon el paso a esa zona.

Ponce Enríquez.– Cinco individuos en dos motos cometían asaltos en seguidilla y uno de estos se dio en el tramo Maribel – Pueblo Nuevo, lo que puso en alerta a la comunidad y en coordinación con la policía bloquearon el paso a esa zona.

Los antisociales al verse descubiertos y asediados, uno de ellos sacó un arma de fuego y disparó para intimidar a sus perseguidores, pero los pobladores no se amedrentaron y contionuaron hasta lograr interceptarlos en el sector la Adelina.

Ante ello, los sujetos intentaron el retorno, pero al verse acorralados, optaron por deshacerse de sus motos y continuar la huida a pie internándose entre la maleza, como los tipos se les escaparon, agarraron las motos y las incendiaron.

Esto ocurrió entre la tarde y noche del martes y continuando con la búsqueda de los sospechosos, la policía logró localizar en la mañana del miércoles a tres de los individuos cuando intentaban abordar una camioneta que se dirigía a La Florida.

La reacción de los uniformados fue rápida, pues logró aprehender a los sospechosos y en el registro corporal se encontró en uno de ellos un arma de fuego, por lo que de inmediato fueron movilizados hasta el UPC Ponce Enríquez.

Posterior fueron trasladados hasta la Unidad Judicial Multicompetente para la audiencia de calificación de flagrancia. Al término de esta se conoció que se dictó prisión preventiva a Diego Armando N. N., por tenencia ilegal de arma.

Una de las personas que participaron en la persecución e intento de linchamiento a los sospechosos, confirmó que tras el asalto a mano armada a un allegado, se organizaron para capturar a los presuntos delincuentes porque estaban cansados de tantos delitos.

Acotó que han sido reiterados los asaltos perjudicando a comunidades como de La Florida, Río Balao, Unión Azuaya y La Adelina y por versiones de las persdonas perjudicadas siempre han sido los cinco a bordo de las dos motos.

El jefe distrital de Policia que se trasladó al sitio del inicidente escuchó el malestar ciudadano por los constantes robos a mano armada, los afectados realizaron serias advertencias que la próxima ocasión tomarán acción por cuenta propia.

Ante esta preocupación y adevertencia, la máxima autoridad de policía se comprometió a fortalecer los operativos en horas estratégicas, para ello entregó un patrullero al servicio de estas comunidades.