NACIONAL

IESS entregó medicinas a dispensarios del Seguro Social Campesino


El director provincial del IESS (d)verifica la dotación de medicinas.

Tres Dispensarios del Seguro Social Campesino (SSC) recibieron una dotación de medicinas de manos del director provincial del IESS, Enrique Baquerizo.

Los centros médicos de Palo Solo, cantón Piñas; Morales, cantón Portovelo y Cordoncillo, cantón Atahualpa, que habían solicitado con anterioridad, fueron abastecidos de fármacos esta semana. La entrega se agilizó debido a la gestión del director nacional del SSC, Juan Sebastián Romero, y del director provincial del IESS ante las autoridades nacionales.

En Palo Solo existen 858 afiliados al SSC y el dispensario, que fue construido en 1983, atiende a pacientes de Moromoro, El Palto, La Libertad, Nueva Esperanza, Jarcapilla, Piñas Grande, entre otros sitios. Desde que inició la pandemia aquí no se han registrado casos de Covid-19.

Baquerizo dialogó con el paciente Vicente Marín, de 58 años, quien tiene una dolencia en el tallo vesical que le obliga a utilizar una sonda No. 20 y funda recolectora, desde hace 24 años. Como el uso de estos instrumentos es permanente, el afiliado solicitó al director provincial del IESS su cooperación para que gestionar la entrega de sondas periódicamente y evitar así molestias en su tracto urinario.

Inmediatamente el médico del dispensario, José Montealegre, contactó con el área administrativa del SSC de El Oro y el Hospital General del IESS Machala para conseguir estas sondas y solucionar el problema del paciente.

La dotación de fármacos también llegó al dispensario de Morales, inaugurado en 2016, que atiende a 419 familias beneficiarias, en las áreas de medicina general, odontología y enfermería. Por día, se asiste a unas 50 personas.

En este centro de salud se registra 8 casos de Covid-19 durante la pandemia, pero todos los pacientes están recuperados. Los afiliados se acercan desde Guizaghuiña, Salatí, Curtincápac y de Santa Teresita, parroquia El Cisne (Santuario), cantón Loja. En el dispensario de Cordoncillo, cantón Atahualpa, se ofrece atención a unas 1200 personas, entre ellas 115 jubiladas, en las áreas de odontología, medicina general y enfermería. Los pacientes llegan desde los sectores Tierras Verdes, El Progreso, El Palto, Paccha, Bono, Huacas, La Loma, entre otros.

Enrique Baquerizo, director provincial del IESS, dijo que el abastecimiento de medicinas en los dispensarios será constante porque los pacientes no pueden esperar y tienen todo el derecho de reclamar los fármacos que le son recetados, especialmente aquellas personas de grupos vulnerables que requieren medicación continua.

“Nuestra preocupación son los afiliados, cuidamos sus recursos y cuidamos su salud. Por esa razón recorremos todos los centros de salud de la provincia para constatar el tipo de atención que reciben los pacientes y cómo se encuentran las farmacias para evitar inconvenientes de los afiliados”, indicó el servidor público.