OPINION

Editorial: Cifras maquilladas


Al más puro estilo del más rancio correísmo, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos –INEC- reveló unas extrañas cifras maquilladas de desempleo que son disonantes con la realidad que palpan los ecuatorianos cada día.

Definitivamente los burócratas no entienden. No se trata de que cuiden su trabajito. Si están en el servicio público, es precisamente, para dar un servicio de calidad pensando siempre en los ciudadanos, no en sus jefes, ni en los gobernantes de turno. No son empleados del presidente, el ministro o el director de la institución, sino, empleados del Estado que prestan un servicio a todos los ecuatorianos.


Al más puro estilo del más rancio correísmo, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos –INEC- reveló unas extrañas cifras maquilladas de desempleo que son disonantes con la realidad que palpan los ecuatorianos cada día.

Definitivamente los burócratas no entienden. No se trata de que cuiden su trabajito. Si están en el servicio público, es precisamente, para dar un servicio de calidad pensando siempre en los ciudadanos, no en sus jefes, ni en los gobernantes de turno. No son empleados del presidente, el ministro o el director de la institución, sino, empleados del Estado que prestan un servicio a todos los ecuatorianos.

Cómo puede ser posible que el INEC mienta descaradamente al país, diciendo que en nuestra nación hay tan solo 6.6 % de desempleo. Lo peor es que intentan justificar esa cifra mentirosa al poner que hay más del 10 % de empleados sin remuneración, es decir, un eufemismo.

El INEC, que se quiere pasar de listo con los ecuatorianos, dice que los desempleados no representan el mismo segmento de la sociedad que quienes tienen empleo sin remuneración.

Para entenderlo mejor, si una madre soltera perdió su empleo como recepcionista en una empresa y hoy, por las circunstancias, no ha podido conseguir un nuevo trabajo, pero se queda en el hogar como ama de casa, no es visibilizada por el INEC como desempleada, sino como empleada no remunerada.

Si sumamos las cifras de desempleo y empleo no remunerado, el total es 17,4 % de personas sin ingresos. Eso se acerca más a la realidad que vivimos los ecuatorianos.

Por lo menos, ahora el INEC dice que cada mes será la actualización de cifras. Debemos tomar en cuenta estos ítems. También llama la atención que esté un apartado de “otro empleo no pleno”, que se sitúa en 26.3 %. Es decir, personas con menos del salario básico. Esa cifra, sumada al de desempleo y empleo no remunerado, das un total de 43,7 %.

En términos más sencillos, casi la mitad de los ecuatorianos no tiene trabajo estable y sus ingresos son inferiores al del salario básico. Eso no dice el gobierno.