NACIONAL

CNE negó la inscripción de candidaturas para asambleístas a Abdalá Bucaram y su hijo


GUAYAQUIL. Abdalá Bucaram ofreció una rueda de prensa, en su domicilio.

GUAYAQUIL.- Jacobo Abdalá Bucaram Machuca, uno de los once hijos del exmandatario ecuatoriano Abdalá Bucaram Ortiz, está dentro de la lista de precandidatos para asambleístas nacionales del partido Fuerza Ecuador (FE).

El pleno del Consejo Nacional Electoral (CNE) negó la inscripción de los candidatos a asambleístas nacionales por el movimiento Fuerza Ecuador (FE), que estaba encabezada por el expresidente de la República, Abdalá Bucaram Ortiz, y entre los otros precandidatos, su hijo Jacobo Bucaram Machuca.

PLAZO

El pleno les otorgó 48 horas para que subsanen los requisitos, entre ellos, la presentación personalísima ante delegados del CNE, como lo estableció el reglamento de Democracia Interna.

El exmandatario Bucaram Ortiz no pudo cumplir con este requisito, pues guarda arresto domiciliario por la investigación que realiza la Fiscalía General, por el delito de delincuencia organizada por la venta irregular de suministros médicos, en el contexto de la pandemia del COVID-19.

EN PRISIÓN

También se conoció que el último día de inscripciones, el partido Fuerza Ecuador inscribió al detenido Daniel Salcedo Bonilla, también vinculado a la investigación por la venta irregular de insumos médicos a hospitales públicos, para que sea aspirante a asambleísta por Guayas.

Aunque según se adelantó desde el CNE Guayas, uno de los principales obstáculos es no haber aceptado su precandidatura de manera ‘personalísima’ como está estipulado en el reglamento electoral.

Salcedo Bonilla está detenido en la cárcel de El Inca desde finales de septiembre.

PROCESADOS

Sobre el tema de procesados inscritos en esta fase de las candidaturas electorales, la presidenta del CNE, Diana Atamaint, dijo en una entrevista que “todas las personas que no tengan sentencia ejecutoriada en firme, están en goce de sus derechos políticos. Nosotros como CNE no tenemos la autoridad para restringir el derecho de participación política”.