CANTONAL

Historia y tradición plasmadas en murales del cantón


Varios murales del cantón han sido pintados y embellecidos con la historia y tradición del cantón, a través del arte plasmado por Desiderio Ramírez, artista y promotor cultural del GAD Municipal.

Varios murales del cantón han sido pintados y embellecidos con la historia y tradición del cantón, a través del arte plasmado por Desiderio Ramírez, artista y promotor cultural del GAD Municipal.

Murales exteriores de instituciones como la escuela Provincia de Imbabura, donde parte de su obra, son la combinación de lo clásico con algo contemporáneo y también como manera de dar un mensaje de conciencia como es el uso de la mascarilla por la pandemia que aún continúa en el mundo.

Este mural de 18 metros en contexto es retratado el antes, durante y la actualidad del cantón es por eso que se retrata al ave fénix puesto que significa de como el cantón ha resurgido de tantas tempestades como la guerra del 41, los incendios y ahora la pandemia.

“Nosotros los santarroseños hemos surgido gracias al esfuerzo al trabajo y vamos a seguir adelante”, dijo el artista.

Y otros en los callejones del barrio Cristo del Consuelo y Centenario, donde además de adecuación de los espacios con estas pinturas se trata de dar un lugar ameno y colorido.

“Todo el proceso que se ha realizado es de acuerdo a la investigación que se ha dado de los acontecimientos ya que los estamos pintando a través del mural tratar de comunicar que las nuevas generaciones conozcan la historia de Santa Rosa, como lo que estamos pintando aquí que es la estación de ferrocarril que daba frente al estadio y que justo pasaba por esta calle Sixto Durán, eso hacemos dejando un legado histórico y eso queremos plasmar en el callejón”, manifestó Ramírez.

Así mismo como observan lo que pasa alrededor para también plasmarlo tal es el caso de la alimentación a aves que una moradora del sector tiene unos dispensadores de comida donde las aves todas las mañanas se acercan a comer.

“Los pajaritos vienen todos los días de mañana y tarde y comen ahí. Es una historia bien bella y también quisimos plasmarla ahí, pintamos azulejos, negros finos, las palomitas terreras, los pajaritos amarillos”, explica Don Desiderio.