CANTONAL

Se realizan operativos para controlar el orden público


Arenillas. El comisario Nacional Kelvin Serrano junto al personal policial, visitaron las licorerías de la ciudad, para controlar la distribución de alcohol en la ciudad.

Hasta un poco antes de que terminara el estado de excepción, el comisario nacional de Arenillas, Kelvin Serrano Guerrero con el apoyo de la Policía Nacional del Ecuador, ejecutó varios operativos para preservar el orden público.

“Desde el sábado 12 de septiembre, muchos ciudadanos se dieron licencia para no respetar ninguna norma de bioseguridad ni distanciamiento, argumentando que ya estaban canceladas las restricciones. Justamente, por ellos, debimos redoblar los controles en la ciudad”, dijo el funcionario.

Siendo así, Serrano emprendió la inspección en varios establecimientos como bares, centros nocturnos y billares; pero, los encontró cerrados.

Los envió a casa

Eso sí, señaló que retiró de las calles y espacios públicos a más de 20 personas que libaban sin protección alguna contra el coronavirus.

“Precisamente, es con ese tipo de ciudadanos con los que más hemos tenido problemas durante estos meses. No se cuidan y no les interesa contagiarse o contagiar a los demás. Nos ha tocado invitarlos a que abandonen la vía pública y que se retiren a sus domicilios”, manifestó Serrano.

Luego de aquello, el comisario nacional mencionó que vigiló que las licorerías y los depósitos de cerveza, estuvieran cerrados pasada la hora del toque de queda.

“Al pasar a la nueva fase, la Comisaría Nacional de Arenillas, vuelve a sus funciones habituales; eso sí, dispuestos a colaborar en caso de que el Comité de Operaciones de Emergencia, COE, Cantonal así lo requiera al gobernador, Mario Daniel Quintana”, enfatizó la autoridad cantonal.