INTERNACIONAL

Sanciones a Irán causan ruptura entre Estados Unidos y Europa


WASHINGTON. El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo.

WASHINGTON.- La intención de Estados Unidos de acabar con el acuerdo nuclear iraní de 2015 supone una ruptura sin precedentes entre Washington y sus principales aliados europeos, que perdurará si Donald Trump es reelegido.

El anuncio de Estados Unidos de restablecer las sanciones de la ONU contra Irán fue juzgado sin valor legal por los países europeos, con el apoyo de Pekín, Moscú y Teherán.

Aunque esta es de gran calado, ya se produjeron otras divergencias transatlánticas anteriormente, como por ejemplo durante la invasión de Irak (2003). Pero en ese caso, Estados Unidos tenía en contra sobre todo a Francia, no a Reino Unido.

“Es la primera vez que los británicos se oponen de forma tan frontal a Estados Unidos sobre un tema considerado esencial para la diplomacia estadounidense”, afirma Pascal Boniface, director de Instituto de Relaciones Internacionales y Estratégicas (IRIS).

El Reino Unido se mantiene en sus principios “pese a los pedidos cada vez más insistentes de Estados Unidos”, y teniendo en cuenta el distanciamiento cada vez más importante con Europa debido al Brexit, añade.

La posición de Estados Unidos sume a la ONU en una vacío jurídico inédito, justo cuando empieza este martes su Asamblea General anual que quiere hacer hincapié en el multilateralismo.