CIUDAD

Experto recomienda alimentos saludables para tener una efectiva recuperación de la COVID-19


Dr. Julio Palomeque Matovelle, experto orense en epidemiología.

Jhonny Crespo

jcrespo@diariocorreo.com.ec

Han pasado cuatro meses desde que a Jesús Elena Angulo se curó del virus de la COVID-19. La mujer, por más de 45 días tuvo que aferrarse a la vida.

Durante ese tiempo, y luego de vencer al enemigo invisible, el ritmo alimenticio lo cambió drásticamente, porque sumado a la detección del coronavirus en ese momento, sufre de una enfermedad catastrófica.

“Lo primero que me dijo la doctora que me atendió por teléfono, es que no podía ingerir leche, queso y mantequilla. Además que reduzca las grasas, entre otros”, cuenta Jesús Elena, quien hace minutos había llegado de realizarse la diálisis.

Tiene 68 años, y las recomendaciones las sigue al pie de la letra porque tienen miedo recaer. “Gracias a mis hermanas y una sobrina estoy viva. Ellas me cuidaron durante los días más críticos de la enfermedad”, rememora.

Está consiente que si no se cuida, podría tener complicaciones en su salud, por eso ingiere algunos frutos y hortalizas. “Luego que las personas pasaron por la etapa de recuperación del virus, existen dos circunstancias donde quedarían secuelas leves, incluso graves”, manifiesta el doctor Julio Palomeque Matovelle, experto en epidemiología.

En las graves refirió que pueden haber problemas de la miocarditis y sistémicos que puedan estar afectando al organismo de manera global. Además podría haber un comportamiento orden psicológico, estrés y problemas depresivos, etc.

Asimismo en las leves agregó que están los dolores de cabeza, malestar generalizado, fiebre intermitente o situaciones de muy corto alcance. Señaló que también se presenta un sabor amargo en la boca.

El experto detalla que en los contextos previos al contagio, hubo personas con enfermedades de base. Citó al asma, diabetes o de cualquier naturaleza. “Esas personas deben de mantener por siempre su medicina de base para el tratamiento que tenían. Nada pueden quitársela, porque podrían tener complicaciones”, precisó.

Dijo que hay que adaptar el proceso alimenticio diario. Allí exhortó a evitarlos los alimentos aminoácidos, es decir, son aquellos que generalmente se consumen diariamente, como el arroz, papa, yuca, fideos, entre otros. Recomendó bajar sustancialmente la dosis de estos.

Palomeque recomienda el consumo de alimentos deben estar ligados a las legumbres, tubérculos, hortalizas, frutas, entre otros. Asegura que eso es lo ideal para todos los pacientes recuperados.

“Pero no es mayor importante la cantidad que se consume, sino la calidad y variedad”, puntualizó, agregando que en la costa y la sierra hay una variedad de productos saludables.