INTERNACIONAL

2.750 toneladas de nitrato de amonio causaron explosiones en Beirut


BEIRUT. Un hombre camina entre los escombros del puerto de Beirut.

BEIRUT.- Al menos 113 muertos, miles de heridos, destrucción e incontables daños materiales: esto es lo que sabemos de las explosiones que han devastado muchos barrios de la capital de Líbano el martes por la noche tras la explosión de una reserva de nitrato de amonio, según el gobierno.

Una primera fuerte explosión en la zona portuaria de Beirut tuvo lugar alrededor de las 18 horas (15H00 GMT) del martes, seguida de un incendio y algunas detonaciones antes de una segunda explosión, más poderosa, que provocó una enorme nube de humo en el cielo en forma de hongo y arrasó el puerto y los edificios de los alrededores.

Las explosiones, que se sintieron hasta Chipre, a más de 200 kilómetros de allí, fueron captadas por los sensores del Instituto estadounidense de Geofísica (USGS) como un sismo de magnitud 3,3.

Casi 2.750 toneladas de nitrato de amonio estaban almacenadas en el puerto de Beirut que explotó, explicó el primer ministro libanés Hassan Diab, refiriéndose a “un desastre en todos los sentidos del término”.

Según el director de la Seguridad General Abas Ibrahim, el nitrato de amonio, un fertilizante químico y también componente de explosivos, fue guardado durante años en el depósito, muy cerca de barrios muy frecuentados.

El nitrato de amonio es una sal blanca e inodora utilizada como base de numerosos fertilizantes nitrogenados en forma de gránulos y ha causado numerosos accidentes industriales, entre los cuales se encuentra la explosión de 2001 de la usina AZF en Toulouse (sudoeste de Francia), donde unas 300 toneladas de ese químico habían explotado de repente, causando 31 muertes.

Muchos países europeos piden que se agregue carbonato de calcio al nitrato de amonio para crear un nitrato de calcio y amonio más seguro.

Nada indica que las explosiones hayan sido provocadas deliberadamente, según las autoridades libanesas.