NACIONAL

Bucaram: Me declaro un perseguido político de la ministra María P. Romo


GUAYAQUIL. El expresidente de la República, Abdalá Bucaram Ortiz, junto a su abogado en la rueda de prensa que ofreció en su domicilio.

GUAYAQUIL.- Un intento de detención o de secuestro. Estas son las dos versiones de un mismo hecho.

Un incidente en La Puntilla del cantón Samborondón trascendió en redes sociales por el supuesto intento de secuestro del abogado Alfredo Arboleda quien defiende al expresidente Abdalá Bucaram Ortiz.

Ambos, en rueda de prensa desde el domicilio del exmandatario en Guayaquil, insistieron en que agentes de la Policía Nacional intentaron secuestrar al jurista.

Arboleda relató que estaba en la gasolinera PDV de La Puntilla con un socio cuando se le acercó un sujeto que no se identificó como policía y que le dijo: “Ricardo, ya sé lo que estás haciendo”.

Según Arboleda, esta persona, que ahora conoce es agente de la Policía, quiere meter a su socio a la fuerza dentro de un vehículo. Se percata de aquello y aborda su vehículo.

Paralelamente, en el Cuartel Modelo de la misma ciudad, el comandante de la Policía Nacional, Patricio Carrillo, desmentía esa versión y argumentó que era el intento de detención de uno de los implicados con orden de prisión preventiva en el caso de compra con sobreprecios de insumos médicos en el hospital Teodoro Maldonado Carbo.

Evitó decir el nombre de la persona identificada o si está relacionada con la familia Bucaram, solo dijo que por el incidente evadió la detención.

Según Carrillo, ha identificado que personas con boleta de captura se movilizan por la ciudad en caravanas de vehículos algunos sin placas o con placas adulteradas.

Además, dijo que el video de las cámaras del ECU911 que existió una maniobra evasiva por de los conductores de los vehículos. Y ante esta actitud fue requerido el apoyo de otros oficiales.

El comandante pidió que no se mezcle la gestión policial con la política.

“Estas son actividades de policía que garantiza la seguridad de los ciudadanos. Corremos el riesgo que cuando se mezclan podemos poner en indefensión a la sociedad. Ahora resulta que un policía armado en la calle, que tiene esa facultad constitucional, ahora es cuestionado. Un policía armado, protege; no está ofendiendo”.

El expresidente Bucaram dijo que están presentado una denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por intento de ejecución extrajudicial.

“Yo creo que no solo lo querían secuestrar (a su abogado) sino que lo iban a matar”, dijo. Insistió en que el Gobierno Nacional está persiguiendo a su familia políticamente.

“Me declaro un perseguido político de la ministra Romo”, agregó. Dijo que su hijo Jacobo Bucaram Pulley, con orden de captura, está en el país.

“Es un perseguido político. Mi hijo Jacobo está en el país. Solo un imbécil se entrega a sus verdugos”, aseveró.