NACIONAL

Santuario de la Virgen de El Cisne reabrió sus puertas


LOJA.- La Diócesis de Loja permitió que a partir del 1 de agosto se reabra la Basílica Nuestra Señora de El Cisne, siguiendo los protocolos de bioseguridad para que los peregrinos tengan su espacio de oración.

El padre Evaristo Soto, vicario parroquial, mencionó que se ha revisado y cumplido minuciosamente los protocolos sanitarios para que no exista aglomeraciones y posibles contagios de COVID-19.


LOJA.- La Diócesis de Loja permitió que a partir del 1 de agosto se reabra la Basílica Nuestra Señora de El Cisne, siguiendo los protocolos de bioseguridad para que los peregrinos tengan su espacio de oración.

El padre Evaristo Soto, vicario parroquial, mencionó que se ha revisado y cumplido minuciosamente los protocolos sanitarios para que no exista aglomeraciones y posibles contagios de COVID-19.

DEVOTOS

En el primer día de reapertura hubo presencia de devotos de otras ciudades del país. También se establecieron horarios de apertura y puntos de desinfección.

Resaltó que las personas han sido obedientes y colaboradores, acogiendo las sugerencias de quienes están a cargo de controlar el aforo que es de 25 personas, “Se hace énfasis en la desinfección del calzado, de las manos y el distanciamiento”, precisó.

La basílica estará abierta de 08:00 a 10:00; de 10:30 a 12:00; de 14:00 a 15:00; y de 15:30 a 16:45, de lunes a sábado. En las horas intermedias de cierre se cumplirán los procesos de limpieza. Mientras el domingo se mantendrá cerrada para evitar aglomeraciones.

PREOCUPACIÓN DE AUTORIDADES

Esta situación preocupa al alcalde y presidente del COE cantonal, Jorge Bailón. Por eso, en esta semana extenderá comunicaciones y pedidos a los integrantes de los Comité de Operaciones de Emergencia (COE) de las provincias del austro para que prohíban y controlen la movilidad de los ­ fieles hacia el Santuario.

Según Bailón, la única manera de detener esa movilidad es prohibiendo la circulación de los vehículos que generalmente son contratados sólo para llegar a El Cisne. “Por esta ocasión quienes puedan venir, por favor, no lo hagan”, dijo.

Bailón dijo estar consciente de que este pedido causará malestar en los devotos, en los sectores turísticos y comerciales de Loja, y que va a incidir en la economía de los negocios. “Pero muchos no han entendido que estamos frente a una pandemia y las secuelas que deja”, explicó.

SOBREVUELO

Frente a esta situación y considerando que la mayor parte de los ­ fieles de ‘La Churonita’ proceden de Azuay y Cañar, la Arquidiócesis de Cuenca gestiona ante la Diócesis de Loja un sobrevuelo con la imagen para que bendiga a estos territorios.

Según Monseñor Marcos Pérez, Arzobispo de Cuenca, hace unos días conversó con monseñor Walter Heras, como responsable de la imagen, y con las autoridades de la Policía de Azuay para que les ayuden a conseguir el helicóptero.

Las gestiones para ese recorrido continúan y por eso aún no hay fecha ni la con­firmación de esta actividad. “Sería un gesto de amor infinito para que bendiga a la ciudad y las familias en esta época de crisis sanitaria que están sufriendo mucho”, dijo Pérez.

PROCESIÓN SUSPENDIDA

Tradicionalmente a ese lugar, entre el 1 y 17 de agosto, llegan miles de devotos procedentes de Azuay, Cañar, Loja, El Oro y el norte del Perú a venerar la advocación. De allí, otros la acompañaban en su peregrinación desde la basílica hasta la Catedral de Loja, a donde llegaba el 20 de agosto para presidir las fiestas de la capital provincial.

Allí permanecía hasta el 1 de noviembre, cuando retornaba a su templo en El Cisne.