PORTADA

CNEL ofrece a usuarios la refacturación en septiembre y 36 meses de plazo


QUITO.- La solución que da el Gobierno a las facturas de luz infladas no conviene a todos.

Hay usuarios del servicio de energía eléctrica que reclamaron porque tendrían que pagar este año el mismo monto, de marzo a agosto de 2019


QUITO.- La solución que da el Gobierno a las facturas de luz infladas no conviene a todos.

Hay usuarios del servicio de energía eléctrica que reclamaron porque tendrían que pagar este año el mismo monto, de marzo a agosto de 2019, cuando por la emergencia sanitaria cerraron su casa y bajaron el breaker y se fueron a cuidar a padres o abuelos, o, se quedaron atrapados en otra provincia o, en el exterior cuando se cerraron las fronteras por el coronavirus.

Entonces, la compensación para los clientes de la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL) será la que más lo beneficie, indicó Diego Maldonado, gerente de dicha empresa pública.

De acuerdo con lo que explicó Maldonado, los usuarios afectados recibirán notas de créditos por los valores aumentados desde el próximo mes.

Maldonado reiteró que entre marzo y agosto de 2020 se va a pagar lo mismo que en los meses del 2019 que gasto de energía eléctrica.

Para los clientes que han pagado las planillas en el período de excepción, CNEL realizará la devolución de sus valores a través de notas de crédito.

En el caso de no haber pagado, tendrá 36 meses para cancelar el monto reducido, de acuerdo a las planillas de 2019.

Para recibir este beneficio no es necesario hacer trámites, será automático para todos. El Gobierno va a asumir el costo de la energía eléctrica adicional que se gastó de marzo a agosto por la cuarentena y por el teletrabajo, para quienes consumen menos de 500 kilovatios.

Para quienes gastan más que 500 kilovatios van a pagar 10,5 centavos, cada kilovatio.

Se espera que la refacturación se realice el próximo septiembre.

Maldonado resaltó que para la empresa es más fácil asumir alrededor 2,8 millones de dólares, que es el gasto extra de energía que se hizo durante el confinamiento, que exigir que el usuario vea de donde saca dinero para para cancelar ese gasto adicional.