SUCESOS

Sorprendidos con el “botín” dentro de una escuela


Alexander Kevin Guerrero y Víctor Manuel Cango, quedaron en espera que la autoridad judicial determine su situación jurídica por un presunto delito de hurto.

Arenillas. Por no solo causar perjuicio llevándose pertenencias de una escuela, sino por ocasionar daños materiales en la misma, quedaron detenidos Alexander Kevin Guerrero y Víctor Manuel Cango, de 18 y 20 años.

El establecimiento perjudicado es la escuela Ciudad de Arenillas, en la ciudadela Las Américas, hasta allí llegó personal policial luego que fuera alertado por algunos moradores sobre la presencia de dos sospechosos que habrían llegado en bicicleta.

Se dijo que estos caminaron sobre la cancha sintética del sector para seguidamente llegar hasta la escuela, aprovechando que la zona estaba oscura y que no existe guardianía.

Cuando los servidores policiales ingresaron no encontraron nada anormal, pero al realizar una inspección minuciosa, descubrieron a un sujeto sobre el techado de los baños, identificándose a este como Víctor Manuel Cango.

Continuando con la inspección encontraron en el segundo piso recostado sobre un muro del balcón, al intruso restante, quien dijo llamarse Alexander Kevin Guerrero, ambos dijeron ser menores de edad, pero luego de consultar se determinó que son mayores.

Entre los objetos que se les encontró y se tomaron como evidencia se cuentan: una funda color negro, un pasamontaña, un reloj, un cuchillo, una funda con algodón, una peinilla, dos paquetes de fundas para basura y una linterna.

Al consultar al subdirector del establecimiento sobre los objetos encontrados, dijo que formaban parte de lo existente en el área de botiquín.

Continuando con la inspección se descubrió que las seguridades de las puertas de las aulas para segundo B y C estaban dañadas y que sobre el piso estaban libros y más materiales, por lo que se presume que buscaban algo más de valor.

Los mencionados individuos fueron trasladados hasta una casa de salud para su valoración médica y luego dejados en el centro de aislamiento temporal hasta que se determine su situación jurídica.