NACIONAL

El COE de Loja pide evitar viajes masivos a El Cisne


Cada agosto al santuario de El Cisne llegan miles de devotos de las provincias del Austro a venerar a la imagen de "La Churona". Fotos: Cortesía Viaje Vistalsur

La tradicional romería, que se cumple cada agosto, en honor a la virgen de El Cisne preocupa a las autoridades lojanas.

La Basílica se abrió al público el sábado 1 de agosto y las autoridades del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal temen que la aglomeración de devotos desencadene una mayor propagación del covid-19.

La imagen de ‘La Churonita’ -como le llaman con cariño sus fieles- reposa en la Basílica de la parroquia lojana de El Cisne. A ese lugar arriban -a pie, en bicicletas o carros- entre el 1 y 17 de agosto miles de devotos procedentes de Azuay, Cañar, Loja, El Oro y el norte del Perú a venerarla.

De allí, otros la acompañan en su peregrinación desde la Basílica hasta la Catedral de Loja, a donde llega el 20 de agosto para presidir las Fiestas de Loja. Allí permanece hasta mediados de noviembre, cuando retorna otra vez a su templo en El Cisne.

El 24 de julio del 2020, la Diócesis de Loja –mediante decreto- estableció que este año la Sagrada Imagen no saldrá en esa peregrinación, por la emergencia sanitaria y para evitar la propagación del coronavirus. Es decir, tampoco presidirá las fiestas de septiembre. No obstante, la Diócesis de Loja permitió que a partir del 1 de agosto se reabra la Basílica, siguiendo los protocolos de bioseguridad, para que los peregrinos tengan su espacio de oración. En el primer día sí hubo presencia de devotos de otras ciudades del país.

También se establecieron horarios de apertura y de desinfección. La Basílica estará abierta de 08:00 a 10:00, de 10:30 a 12:00, de 14:00 a 15:00 y de 15:30 a 16:45, de lunes a sábado, y en las horas intermedias de cierre se cumplirán los procesos de limpieza. El domingo se mantendrá cerrada para evitar aglomeraciones.