INTERNACIONAL

Australia ordena toque de queda en Melbourne durante seis semanas


MELBOURNE. Los residentes podrán salir un máximo de una hora al día para hacer deporte a una distancia no superior a cinco kilómetros de sus domicilios y solo una persona por vivienda podrá salir a hacer las compras esenciales.

MELBOURNE.- En Australia, que superó relativamente bien la primera ola, con 18.000 casos y 208 muertos, para una población de 25 millones, Melbourne, su segunda ciudad por tamaño, lucha desesperadamente por mantener a raya la epidemia que no remite.

El aumento “inaceptable” de infectados llevó a las autoridades a decretar un toque de queda de seis semanas y a prohibir la celebración de bodas, lo que ni siquiera había ocurrido en el fragor de la crisis.

La mayoría de colegios y universidades en Melbourne volverán a la enseñanza a distancia a partir del miércoles por la noche, pocas semanas después de haber regresado a las aulas, mientras las guarderías y los centros de día cerrarán a partir del jueves. Los ciudadanos podrán salir de casa solo para hacer compras de primera necesidad y para hacer ejercicio un máximo de una hora al día.

“Estas son las decisiones adoptadas porque otra cosa menos estricta no nos mantendrá seguros”, justificó el primer ministro del estado de Victoria, Daniel Andrews.