CIUDAD

Comerciantes informales rechazan que un concejal los haya tratado de vandálicos


Los comerciantes informales están indignados. Las expresiones del concejal de Machala, Alex Díaz no les cayeron nada bien. Él, supuestamente, los trató de vandálicos cuando un grupo de personas regó brea en las paredes y piso del Municipio, hecho que sucedió el pasado lunes 27 de julio, cuando ciertas calles céntricas amanecieron con similar fluido.

Jhonny Crespo

jcrespo@diariocorreo.com.ec

Los comerciantes informales están indignados. Las expresiones del concejal de Machala, Alex Díaz no les cayeron nada bien. Él, supuestamente, los trató de vandálicos cuando un grupo de personas regó brea en las paredes y piso del Municipio, hecho que sucedió el pasado lunes 27 de julio, cuando ciertas calles céntricas amanecieron con similar fluido.

Ayer en la mañana, mientras el edil buscaba llevar vendedores hacia la Cámara de Industrias, donde hay disponibles 194 puestos, algunos comerciantes lo increparon. Le dijeron “mentiroso” y “racista”.

Jorge Arroyo, dirigente de las personas que se dedican a la venta de teléfonos celulares, le reclamó a Díaz por el calificativo. “No nos acuse de cosas que nosotros no estamos haciendo. Yo le escuché a usted (Díaz) por las redes sociales, por eso le estoy reclamando en su cara”, le expresó el dirigente.

“Todos son hermanos machaleños. Todos tienen derecho a trabajar. Lo que queremos es que trabajen. Estas calles se van a romper porque ya se aprobó en Concejo Cantonal (regeneración urbana de la zona)”, le respondió Díaz, quien agregó que eso era falso (el término vandálicos).

El concejal llegó para socializar con los comerciantes que deseaban ir a la Cámara de Industrias para que puedan vender sus productos; sin embargo, cuando los municipales intentaban llevarse a uno, el resto de sus compañeros lo impidió. Adujeron que se los estaban llevando a la “fuerza”. Díaz negó aquello. Él se subió a una camioneta de la institución porque el tono con adjetivos subía cada vez.

Díaz, antes de abandonar la zona, se comprometió con los comerciantes para que este lunes el alcalde, Darío Macas, los reciba en su despacho. Allí buscarían una solución definitiva a este problema que arrastra más de cuatro meses, tras ser retirados de las calles adyacentes al mercado central.

Arroyo mencionó a este medio que la postura del sector del comercio informal es que el alcalde Darío Macas les construya un solo mercado para albergar a los 3 mil minoristas que existen en la capital orense. Unos 700 ya están reubicados.

De su parte, el mayor de Policía, Milton Cevallos, quien estaba a cargo del operativo de seguridad en la zona, informó que hasta esa hora no se habían registrado altercados entre los vendedores y los funcionarios municipales.

“La postura de la municipalidad es de llevar a comerciantes que estén sin puestos de trabajo hasta el mercado (Cámara de Industrias) que ellos han determinado. Cuatro ya han sido trasladados”, declaró Cevallos.

El contingente policial para precautelar la seguridad ciudadana en el sitio fueron de alrededor de 90 efectivos.