OPINION

Editorial: Planillas de luz


El presidente Lenín Moreno dijo que el Gobierno asumirá el valor cobrado en exceso durante la emergencia sanitaria, en las planillas de consumo de energía. Ayer, el ministro, René Ortiz, dijo que desde septiembre se verán reflejados los beneficios en las planillas, cuando les llegue la tarifa a cobrar en cero a los que ya pagaron… y el valor adeudado para quienes no han pagado, les vendrá prorrateado.

El presidente Lenín Moreno dijo que el Gobierno asumirá el valor cobrado en exceso durante la emergencia sanitaria, en las planillas de consumo de energía. Ayer, el ministro, René Ortiz, dijo que desde septiembre se verán reflejados los beneficios en las planillas, cuando les llegue la tarifa a cobrar en cero a los que ya pagaron… y el valor adeudado para quienes no han pagado, les vendrá prorrateado.

Esta decisión gubernamental es un logro más de la reacción ciudadana. El legítimo derecho a la protesta da sus frutos. Valientes ecuatorianos que decidieron dejar su estado de confort y se encolumnaron en los exteriores de las empresas eléctricas del país con las respectivas planillas de luz a reclamar por lo que consideraban una injusticia.

No obstante, es menester enfatizar que esta decisión gubernamental debe llegar acompañada de la judicialización de los casos. La Fiscalía debe investigar, ya sea de forma motivada por algún accionante o de oficio, dada la magnitud de los hechos. Y que sean esas investigaciones las que determinen responsabilidades u omisiones.

¿En qué momento de la facturación se elevó hasta en cinco veces el consumo de energía?, ¿Quién dio esa disposición?, ¿Quiénes la ejecutaron?

Por otro lado, también están los negocios, el sector comercial, vapuleado en este confinamiento y, encima, asaltado con estos cobros de energía eléctrica. ¿Qué va a pasar con lo facturado a este sector que, se supone, estuvo cerrado durante el confinamiento?

El régimen debe dar respuestas claras en este sentido. Mientras tanto, quienes se sientan perjudicados, deben continuar con sus protestas, porque, al parecer, es la única forma de lograr ser escuchados, ante la falta de acción por parte de las autoridades llamadas a representar a los ciudadanos en cada jurisdicción. Son los ciudadanos quienes deben recordar siempre quienes, estando en el poder, jamás los defendieron en este y otros tantos temas surgidos durante esta pandemia.