CANTONAL

Delincuencia supera al COVID-19 en Huaquillas


HUAQUILLAS. En el sector de la ciudadela 18 de Noviembre, delincuentes asaltan y roban a cualquier hora del día a comerciantes, según las denuncias de los afectados. Comerciantes claman seguridad por la presencia de delincuentes.

HUAQUILLAS.- “Mariana”, así llamaremos a una moradora de la ciudadela Martha Bucaram, que prefirió omitir sus nombres por temor a represalias. Ella manifiesta su angustia y desesperación por la falta de seguridad y la presencia de delincuentes que se movilizan en moto por el sector y que a cualquier hora del día asaltan y roban.

“No solo estamos preocupados por la pandemia con el miedo de enfermarnos del temible virus, sino que ahora somos asediados a diario con los robos de celulares, carteras, nuestros hijos están traumados. Pedimos al Gobernador atienda a Huaquillas”, dijo la madre de familia.

Por su parte, Exar Ludeña, concejal del GAD Municipal de Huaquillas, señala que este cantón fronterizo, a más de estar pasando por un difícil momento por la vigente enfermedad que azota al país y el mundo, se suma el golpe diario de la delincuencia.

“La situación es gravísima al vivir en zozobra diaria con los robos que se cometen en la ciudad, especialmente en la ciudadela Martha Bucaram donde la gente ha sacado sus productos al portal de sus casas para poder vender, pero a cada hora del día son despojados del poco dinero que obtienen de sus precarias ventas”, dijo Ludeña.

Tanto los moradores de dicha ciudadela como el concejal Ludeña apelan a la sensibilidad de las autoridades de la provincia y del cantón para que la Policía busque estrategias con el fin de neutralizar grupos de delincuentes que se pavonean por la ciudad utilizando motos para cometer sus atracos.

“Otro de los problemas es la no asistencia de los comerciantes de mariscos que se encuentran sin trabajo. Es necesario que el alcalde Alberto Astudillo fije su mirada a este sector. Es lamentable que no se haga nada por nuestra gente”, dijo el concejal.

Finalmente, expresó que delincuentes ecuatorianos se han asociado con los extranjeros, originando más la intranquilidad en la ciudadanía que sólo apunta a esperar la paciencia de las autoridades para de una vez por todas tomen medidas ejemplarizadoras contra los malhechores.