SALUD

Adolescentes y formas de alimentarse


La educación nutricional debe empezar en casa.

Durante la adolescencia, en los chicos aumenta la masa magra en una proporción mayor a la de las chicas, en las, por el contrario, se incrementan los depósitos grasos. Y hay que tener en cuenta que estas diferencias en la composición corporal van a influir en las necesidades nutricionales. Y también que éstas se relacionan con el ritmo de crecimiento y no con la edad.

Proteínas: Deben aportar entre el 10 y el 15% de las calorías de la dieta y deben ser predominantemente de alto valor biológico.

Grasas: La grasa total representará el 30% de las calorías totales, los ácidos grasos saturados no más del 10% y la ingesta de colesterol no debe superar los 300 mg/día.

Vitaminas: Las necesidades de ambos en esta etapa son mayores que en la infancia. Las vitaminas más necesarias son tiamina, riboflavina, niacina, B6, ácido fólico, A, C y E.