CANTONAL

Paciente recibió el alta y retornó feliz a Balsas


PIÑAS. El paciente Flores antes de embarcarse a su auto que lo llevó a Balsas, posó con el director del hospital, Carlos Romero, su esposa, Esterfilia Caraguay e hijo.

“A pesar de la crisis económica, de las críticas; pero es un orgullo y felicidad que este paciente de 80 años, retorne al cantón Balsas a seguir disfrutando del resto de su vida junto a su familia”, dijo a los medios de comunicación el director encargado del hospital básico de Piñas, Carlos Romero, al entregar a su esposa, Esterfilia Caraguay, al señor Gilberto Flores, quien permaneció durante seis día internado en la sala de Triaje por padecer de coronavirus (etapa moderada).

HOSPITALIZACIÓN

Flores, reside en la ciudadela El Cisne, en Balsas, en los últimos días se sintió mal. Fue necesario acudir al Centro de Salud de esa localidad. El personal médico sospechó que podría tener COVID -19, le buscaron una cita en Machala; pero sus familiares no accedieron y más bien optaron por internarlo el jueves, en el hospital de Piñas, donde recibió la atención necesaria de parte del personal de salud.

DADO DE ALTA

Al estar totalmente recuperado, el paciente de 80 años, recibió ayer martes, a las 10:30, el alta respectiva por parte del director encargado, Carlos Romero, que al entregarlo a su cónyuge, expresó que a pesar de la crisis económica y críticas, es un orgullo y felicidad que don Flores retorne sano a Balsas a seguir disfrutando el resto de su vida junto a sus pacientes.

SE GANÓ LA BATALLA

“Hemos ganado una batalla. El paciente va curado a su casa. Es una prueba fehaciente del trabajo que venimos realizando a pesar de todas las críticas, corrupción, pero nosotros seguimos adelante, peleando por nuestra institución y nuestro personal”, afirmó Romero y agregó que el enfermo estuvo internado seis días en etapa moderada.

Luego del alta, don Gilberto Flores será monitoreado por el equipo médico del cantón Balsas. “No nos vamos a descuidar con el paciente”, reiteró el funcionario, quien recibió el agradecimiento de Flores y su esposa, Esterfilia Caraguay, que estuvo acompañada de un hijo.

QUIERE SEGUIR VIVIENDO

“Tuve fe que iba a salir de esta enfermedad (coronavirus). Recibí una buena atención en este hospital. Sabía que con las plegarias de Dios todo iba a salir bien. Quiero seguir viviendo, a pesar de los 80 años que tengo, pero me siento joven aún”, manifestó lleno de felicidad cuando iba a abordar su automóvil que lo llevaría de retorno a su domicilio situado en la ciudadela El Cisne, en Balsas.

Criterio

Esterfilia Caraguay, esposa:

“Mi esposo se va muy bien de salud, luego de que el jueves lo trajimos al hospital de Piñas un poco mal, a pesar de que nos dieron cupo para Machala. Nosotros mejor decidimos traerlo hasta acá, porque teníamos fe en Dios que se iba a curar del COVID 19. Me siento feliz y quiero dar gracias a los doctores y de manera especial, a nuestro Dios, por salvarle la vida a mi esposo, Gilberto Flores”.