INTERNACIONAL

Wall Street abre mixto y el precio del petróleo aumenta el 1 %


TEXAS. El petróleo está por arriba de los 38 dólares.

Wall Street abrió mixto este lunes 29 de junio de 2020 y su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, subía un 0,67 % pese al aumento de casos de coronavirus en Estados Unidos y por la confianza de los inversores en que la economía se continuará recuperando pese a los rebrotes.

Cinco minutos después del inicio de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones se anotaba ganancias, aupado por grandes cotizadas como Boeing (4,63 %), que ha recibido la certificación para probar su modelo 737 MAX, y Caterpillar (2,05%).

Por su parte, el selectivo S&P 500 avanzaba un 0,19 % y el índice compuesto Nasdaq, donde cotizan las principales tecnológicas, era el único indicador en rojo y se deslizaba un 0,15 %.

El parqué neoyorquino comenzaba la sesión tratando de compensar el aumento de casos de coronavirus con los estímulos monetarios de la Reserva Federal y la confianza en que, a pesar del recrudecimiento de la pandemia tras el aumento de casos en ciertos estados como Florida, la economía continuará su reapertura en los próximos meses.

Según datos de la Universidad Johns Hopkins, los casos de COVID-19 en Estados Unidos han sobrepasado ya los 2,5 millones y las muertes ascienden a más de 125.000.

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) abrió este lunes con una subida del 1 %, hasta los 38,88 dólares el barril, motivada por un inesperado aumento en los beneficios industriales y en la actividad de China, el mayor consumidor de crudo del mundo.

A las 09.15 hora local (13.15 GMT), los contratos futuros del WTI para entrega en agosto sumaban 39 centavos respecto a la sesión previa del viernes, cuando el Texas cedió un 0,6 %.

Los precios del petróleo subían en una jornada con muchos estímulos tras la quiebra de la energética Chesapeake Energy, conocida por ser unas de las principales impulsoras de la técnica del “fracking”, y el continuo aumento de casos de la COVID-19 en Estados Unidos, donde ya se han superado los más de 2,5 millones de infecciones y las más de 125.000 muertes.