CANTONAL

Inseguridad constante en el barrio Teniente Hugo Ortiz tiene en zozobra a moradores


SANTA ROSA. El 10 de Enero asesinaron al guardia de seguridad de entidad bancaria por presuntos ladrones.

Tras el robo del lunes que sufrió el Subcentro de Salud Teniente Hugo Ortiz, su dirigente pide más atención por parte de autoridades puesto que sería el segundo robo en este año, y que la inseguridad en el sector aumenta cada vez más.

Mauricio Tinizaray, presidente del Consejo Barrial Teniente Hugo Ortiz, manifiesta que el Subcentro no solo atiende al barrio sino también a otros 32 barrios del cantón siendo un aproximado de 16 mil ciudadanos que acuden por el servicio.

Que la denuncia ya está puesta por parte del Distrito de Salud, dijeron los moradores y la tarde del lunes volvieron a colocar la protección de la ventana que sacaron para ingresar a cometer el robo.

“He conversado con la Comisaria Yenmi Pico donde le di a conocer lo que se estaba viviendo con respecto a la inseguridad que se está viviendo en el sector y ella ha quedado de acuerdo con la Policía que se iba a realizar más patrullaje, cuando uno va a reclamar se ven los policías pero conforme pasan los días van desapareciendo los patrullajes, esperan que todo se calme y vuelven a suceder los asaltos”, comentó Tinizaray.

También recordó sobre el asesinato del guardia de seguridad en la sucursal de una entidad bancaria contando que se solicitó el 18 de enero al Coronel de Distrito una carpa para el exterior de la casa comunal para que pase la policía constantemente en vigilancia que con los moradores se pidió la colaboración para adquirirla sin embargo en el distrito de la Policía le comunicaron que no podía ser posible puesto que en ese tiempo estaban en pases para personal que le darían una respuesta cuando esté todo solucionado pero que hasta la actualidad no le han dado razón de lo mismo.

Que además de los robos constantes, también se observa en las esquinas a personas que se dedican a consumir sustancias sujetas a fiscalización.

Así mismo habló sobre el temor de los moradores ya que por represalias prefieren no dar información y no hablar.