CIUDAD

Dr. Euclides Briones, Jefe de UCI del Hospital Teófilo Dávila “Estamos utilizando la ventilación mecánica no invasiva con buenos resultados en pacientes con COVID-19”


Dr. Euclides Briones, responsable de UCI del Hospital Téofilo Dávila.

Cada semana se da el alta a 1 o 2 pacientes COVID-19 que han permanecido en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Teófilo Dávila de Machala, así lo dio a conocer el Dr. Euclides Briones, responsable de esta área en el centro COVID-19 del Ministerio de Salud Pública.

“Al momento la Unidad de Cuidados Intensivos está llena, afortunadamente en estas tres últimas semanas hemos tenido mejores resultados gracias a que se ha implementado una serie de protocolos dentro de la Unidad lo cual nos ha permitido sacar un promedio por semana de 1 a 2 pacientes de alta de UCI para pasar posteriormente al tercer piso donde continúan su hospitalización por unos días más hasta que se les da el alta, dijo el médico.

“Esta enfermedad tiene una estancia larga, lo que ha visto a nivel mundial es que la estancia mínima de estos pacientes es de 15 a 30 o 45 días de hospitalización; sin embargo, nosotros hemos estado haciendo la aplicación de una serie de protocolos tomados de países como Italia y España que tiene que ver con la utilización de ventilación mecánica no invasiva lo cual nos favorece a hacer una rotación de pacientes más rápida, con mejores resultados. Un equipo médico de la provincia del Guayas presentó al Ministerio de Salud Pública un protocolo de manejo de los pacientes críticos que nosotros lo hemos venido implementando que es de avanzada y con el que se ha obtenido estos resultados favorables que son con drogas como corticoides que nos permiten tener mejores resultados”, añadió Briones.

El galeno explicó que los pacientes con COVID-19 desarrollan una insuficiencia respiratoria aguda, se saturan y no tienen la cantidad de oxígeno suficiente. “Lo que inicialmente se estaba haciendo a nivel mundial era intubando, se los conectaba a un respirador mecánico que hace la función de un pulmón externo que ventilaba al paciente; eso daba un mal pronóstico, era casi como una sentencia de muerte. Un paciente intubado implicaba que iba a tener 30, 45 días de estancia en UCI y con resultados donde fallecían un gran porcentaje de pacientes. Para disminuir la probabilidad de complicaciones, de estancia hospitalaria y mejorar los resultados estamos haciendo otro tipo de ventilación asistida, ya no intubándolo sino colocándole una mascarilla especial que permita hacer la misma ventilación mecánica pero sin poner el tubo en la garganta para tratar de evitar esa estancia dentro de la UCI”, dijo.

Briones añadió “hay algunos pacientes que a pesar de que estamos haciendo la ventilación no invasiva lastimosamente no presentan buenos resultados y terminan intubados pero afortunadamente es un número muy pequeño; ahora se ve con mayor frecuencia que damos de alta en la UCI del hospital”.

El jefe de UCI indicó que esta unidad se ha ampliado, que antes de la pandemia tenían 4 camas y ahora tiene 10 pero que siempre pasa llena; ayer había 3 pacientes intubados y 7 con ventilación mecánica no invasiva.

“La UCI siempre está llena, no hemos tenido una UCI vacía, pero en el contexto general del hospital hay un número discretamente menor a los anteriores; también se está implementando la atención domiciliaria en los centros y subcentros de salud y se hace un manejo más preventivo con respecto a la enfermedad, las pandemias no se controlan dentro de los hospitales sino a nivel de los centros y subcentros de salud”, expresó el médico intensivista.