PORTADA

Sector acuacultor rechaza pago anticipado de impuestos


José Antonio Camposano, Director Ejecutivo de la Cámara Nacional de Acuacultura.

El anuncio gubernamental de que los sectores que han laborado durante la emergencia sanitaria deberán anticipar el pago de impuestos como medida para afrontar la crisis económica derivada de la pandemia por COVID-19 es rechazado por los acuacultores del país, según expresó José Antonio Camposano, Director Ejecutivo de la Cámara Nacional de Acuacultura.

El dirigente señaló que la actividad acuícola no se ha detenido en ningún momento y ha sido un puntal para el sostenimiento del país además de no haberse registrado despidos pese a que desde antes de la pandemia ya atraviesan una crisis por los precios bajos del camarón.

“Los impuestos tienen que pagarse, una vez que se genere la renta, lo que no se conoce en este momento es sobre qué base se va a calcular estos impuestos que se desea anticipar, qué va a suceder si se paga de más, se permitirá la recuperación de ese valor pagado en exceso o eso será un crédito tributario a recuperarse en el 2022; no se conoce realmente sobre este mecanismo y ante ese hermetismo estamos solicitando mayores explicaciones para poder cuantificar el daño en nuestro sector”, dijo Camposano.

“No es la vía el buscar afectar la liquidez de sectores que no han bajado los brazos a pesar de las dificultades que hoy representa seguir trabajando. Lo que hacemos todos los días es generar empleos, divisas y producción para el país. Si no se nos puede brindar una ayuda por el sector estatal que al menos no nos complique las finanzas privadas que están realmente golpeadas. El sector camaronero generó 3.900 millones de dólares en divisas, lo que significa el 24% de las exportaciones no petroleras”, expresó.

LEY DE ACUACULTURA

El 1 de abril entró en vigencia la Ley de Acuacultura y Pesca lo cual es un hecho histórico ya que el sector no contaba con una norma específica. “Con esto se brinda seguridad jurídica, el sector camaronero al no tener ley y estar amparado en un reglamento de la Ley de Pesca era susceptible a que por Decreto Presidencial o por actos administrativos emitidos por la autoridad competente se modifiquen las reglas del juego, eso fue lo que vivimos durante varias décadas, hoy tenemos un marco jurídico transparente, que pone en blanco y negro las reglas del juego lo que implica las obligaciones y derechos que tienen los acuacultores además establece las sanciones para quien no cumple con la ley, esta herramienta nos permite combatir la competencia desleal por un lado, ordenar los espacios.

“Cuando haya un acto administrativo que pretende sancionar al acuacultor sabrá los pasos a seguir para defenderse legalmente y solo ser sancionado cuando no respete la ley, no habrá la incertidumbre jurídica que existía cuando solamente estábamos amparados por el Reglamento. Se garantiza que las concesiones camaroneras se otorgan hasta por 20 años, que las autorizaciones para ejercer las actividades de cría de camarón en tierra privada se otorga de manera indefinida”, añadió Camposano.

PANORAMA CAMARONERO

“En el 2019 el sector creció un 20%, los diferentes mercados donde exportamos no crecen a ese nivel, lo que se está ganando es algo más de cuota de mercado en los mismos destinos donde estamos vendiendo. En 2020, durante enero y febrero hubo crecimiento cercano al 20%, evidentemente en marzo con las restricciones de movilidad en el país más las restricciones que ya empezamos a sentir por los cierres en China, Italia, Francia, España, Estados Unidos hubo una contracción de las exportaciones pero en abril crecimos en volumen un 4%”.

El representante de la Cámara Nacional de Acuacultura dijo “El problema está compuesto por un asunto de demanda, es decir, que no podemos proyectar hasta cuando –dentro de este año complicado- se va a sostener esa demanda de 121 libras de camarón que hemos exportado promedio en los últimos cuatro meses; segundo, no sabemos cuán será efectivamente consumido dentro del 2020 en los restaurantes, cadenas de hoteles o cadenas de cafeterías y catering”.

“La nueva normalidad no permite una recuperación inmediata, no nos ayuda el hecho de que somos una industria que trabaja spot, es decir, que cada 15 días se ve el precio de compra-venta. Dentro de nuestra cadena no tenemos relaciones de largo plazo que permitan cierta tranquilidad a mediano plazo pero esperamos seguir aportando para la economía”, mencionó Camposano.

AQUAEXPO

Se conoció además que la tradicional feria AquaExpo que cada julio realiza en El Oro la Cámara Nacional de Acuacultura en esta ocasión se efectuará en agosto y por ello ya se planifica este evento que aglutina a los principales proveedores del sector camaronero.