CIUDAD

Moradores preocupados por falta de líquido vital en plena pandemia


Alberto Loayza, en el barrio 8 de Noviembre, tampoco tenía líquido vital en su domicilio.


La avería de la tubería principal de la planta La Esperanza motivó la interrupción del suministro de agua en varios sectores de la ciudad lo cual preocupa a los ciudadanos que en plena emergencia sanitaria por la COVID-19 no cuentan con líquido vital para su aseo personal y limpieza de sus viviendas.

En el comunicado emitido por la Mancomunidad La Esperanza se menciona que se procederá a la reparación inmediata de los tramos afectados en la tubería La Esperanza - tanques de reserva – El Guabo y que las zonas afectadas son el sur de Machala, El Portón, La Iberia y Puerto Bolívar.

En los barrios del sur de la capital orense la preocupación era evidente entre lo moradores pues algunos señalaron que no recibían suministro de agua desde el martes pese a que rotura fue anunciada el miércoles. “No tenemos agua ni para lavarnos las manos como tanto se recomienda en esta época del coronavirus, para poder cocinar tenemos que comprar bidones”, dijo Angélica M. quien vive en el barrio Venecia.

En ese mismo sector, Mónica Chuchuca intentaba obtener algo de líquido vital para las necesidades de su familia. “Vine a revisar el medidor de agua para ver si había algún problema pero veo que realmente se trata de una escasez generalizada, aquí en Venecia no hay agua, como nos vamos a lavar las manos a cada rato para prevenir la COVID-19, no hay para nada peor para cocinar”, dijo.

En el barrio 8 de Noviembre, Alberto Loayza intentaba sin éxito obtener agua para su familia. “Hoy amanecí con esta novedad, revisé el medidor pero todo está bien en el aparato. Algunos vecinos dicen que les llega poco agua, otros nada como es mi caso, esta situación es difícil”, expresó.

En Florida 3, la familia Sánchez también madrugó a instalar la bomba de succión con la finalidad tener líquido vital pero no fue posible. “El miércoles, cuando se supo del desabastecimiento, alcanzamos a llenar un tanque pero esa reserva se acabará máximo hasta mañana”, mencionó Silvia Sánchez.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN

Mantener las manos limpias es una de las medidas más importantes para evitar los contagios y la propagación del COVID-19 a otras personas, especialmente después de haber estado en espacios o medios de transporte públicos y haber tocado personas y/o superficies u objetos, después de sonarse la nariz, toser o estornudar, antes de comer y después de ir al baño.

El virus SARS-CoV-2, causante de las infecciones de COVID-19, es un virus encapsulado, con una membrana formada por lípidos y glucoproteínas cuya función principal es facilitar la entrada del virus en la célula que infecta. La capa externa de este tipo de virus les permite identificar y unirse a los puntos receptores de la membrana de la célula hospedadora, y posteriormente fusionarse con ella y facilitar la entrada del virus en la célula, donde se reproducirá.

Aunque todavía existen muchas lagunas de conocimiento entorno al SARS-CoV-2, se sabe que los virus encapsulados son menos estables en el medio ambiente que los virus entéricos humanos (como adenovirus, norovirus o rotavirus) y más sensibles a factores como la desecación, el calor, los detergentes, los desinfectantes o el ácido.

Para reducir el riesgo de transmitir o adquirir la infección COVID-19, tanto la OMS, como el ECDC y el CDC recomiendan lavarse frecuentemente las manos con agua corriente y jabón y si esto no es posible, higienizarlas con un preparado de contenido alcohólico formulado para ser aplicado en las manos con el objetivo de inactivar los microorganismos y / o suprimir temporalmente su crecimiento. Estos preparados pueden contener uno o más tipos de alcohol con excipientes, otros principios activos y humectantes.