OPINION

Editorial: Comerciantes vs el alcalde


Esta disputa entre minoristas y la primera autoridad de la ciudad parece ser inmortal. Ahora el que sufre la rebeldía de los comerciantes es Darío Macas. El alcalde rectificó la intención de construir un mercado provisional con una millonaria inversión para más bien reubicarlos al local de la Cámara de Industrias de El Oro. En la rueda de prensa que ofreció el martes apareció acompañado de Vicente Villagrán, quien dirige a un grupo de unos 600 comerciantes, que son los que accedieron. No obstante, la decisión no fue para nada del agrado de la Federación de Comerciantes Minoristas, liderada por Jorge Yunga.

Esta disputa entre minoristas y la primera autoridad de la ciudad parece ser inmortal. Ahora el que sufre la rebeldía de los comerciantes es Darío Macas. El alcalde rectificó la intención de construir un mercado provisional con una millonaria inversión para más bien reubicarlos al local de la Cámara de Industrias de El Oro. En la rueda de prensa que ofreció el martes apareció acompañado de Vicente Villagrán, quien dirige a un grupo de unos 600 comerciantes, que son los que accedieron. No obstante, la decisión no fue para nada del agrado de la Federación de Comerciantes Minoristas, liderada por Jorge Yunga.

No hay que ser un erudito para darse cuenta que el gremio está dividido y en medio de la división ganará la autoridad. El personero municipal seguirá al frente con su decisión, a menos que decida -otra vez- recular, algo que parece poco probable porque continúan en marcha las adecuaciones necesarias en la Cámara de Industrias.

Ojalá y la manifestación de ayer no tenga un trasfondo político-partidista. Para nadie es desconocida la afinidad de Yunga con el correísmo y sus frustrados intentos anteriores de captar una dignidad de elección popular. Es legítima su aspiración, pero esperemos que en esta ocasión no se valga de un tema delicado para toda la ciudad para intentar ganar réditos políticos.

Así mismo, esperamos que el alcalde lleve de manera adecuada este proceso, con los controles efectivos. El municipio alquila el local de la cámara para que allí ingresen los comerciantes. También se espera que los usuarios de esas instalaciones no las destruyan y más bien las cuiden.

Otro detalle es que la manifestación de ayer, al igual que la del lunes de la semana anterior, no tuvo el distanciamiento social recomendado. Esperemos que eso no traiga fatales consecuencias para los protagonistas de la protesta. Recordemos que son 98 los comerciantes que han dado positivo para COVID-19, es decir, es el sector más golpeado sanitariamente por la pandemia.