CIUDAD

Monjas donan alimentos y equipos de protección


Entrada al Centro de Aprendizaje del Buen Pastor de Madidi, Sudáfrica

Con los crecientes casos reportados de pérdida de empleos y escasez de alimentos en Sudáfrica por las medidas de confinamiento frente al COVID-19, las Hermanas del Buen Pastor decidieron donar alimentos y equipos de protección a los más necesitados. “De diferentes maneras, la gente de bien habrá hecho todo lo posible para extender una mano de caridad a los necesitados de nuestra sociedad, especialmente durante este tiempo cuando el COVID-19 ha sumado otro golpe de pobreza a muchos desfavorecidos”, señala un artículo que fue publicado en el sitio web de la Conferencia de Obispos Católicos del África Meridional (SACBC).

El artículo afirma que “desde el comienzo del confinamiento en Sudáfrica, hemos sido testigos de muchas obras de caridad de diferentes instituciones, iglesias, organizaciones religiosas y personas individuales, respondiendo a las necesidades de los pobres, principalmente mediante la distribución de paquetes de alimentos”.