INTERNACIONAL

Marcelo Navajas, el ministro de Salud boliviano que fue arrestado en plena pandemia de COVID-19


LA PAZ. Policías custodian a Marcelo Navajas (i), quien fue arrestado en un caso de corrupción, tras ser cesado.

LA PAZ.- En menos de 24 horas, Marcelo Navajas fue arrestado y separado del cargo de ministro de Salud de Bolivia, en medio de un escándalo de corrupción en plena pandemia de coronavirus. Duró exactamente 42 días en el puerto.

Navajas fue detenido este miércoles por la compra de 170 ventiladores españoles para pacientes con coronavirus con un presunto sobreprecio. Los ventiladores se compraron a la firma catalana GPA Innova con un costo aproximado de 4,7 millones de dólares, es decir, unos 28.000 dólares cada uno. El sobreprecio casi triplicó el costo real, reveló un portavoz de la firma a medios bolivianos.

El escándalo salió a la luz el pasado fin de semana con el reclamo de los médicos de cuidados intensivos, que denunciaron que las máquinas no eran adecuadas para las unidades de terapia intensiva de los hospitales bolivianos. Luego surgieron los informes de que se había pagado sobreprecio.

Además, las acusaciones de que se pagó una fuerte prima por los ventiladores provocaron una fuerte reacción contra el Gobierno de Bolivia, que recibió fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para adquirir los dispositivos.

“Pido cárcel y ordeno todo el peso de la ley contra quienes se hubieran llevado un solo peso. Cada centavo de corrupción debe ser devuelto al Estado”, escribió en Twitter el martes en la noche la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Añez, que este miércoles decidió separar a Navajas del cargo de ministro de Salud.