NACIONAL

Ecuador ratifica reducción de gastos y personal de su servicio exterior


QUITO.- El canciller de Ecuador, José Valencia, ratificó que su Ministerio acometerá una nueva reducción de gastos y de personal del servicio exterior del país, a tono con las disposiciones de austeridad emitidas por el Gobierno para afrontar la crisis económica impulsada por la pandemia del COVID-19.

QUITO.- El canciller de Ecuador, José Valencia, ratificó que su Ministerio acometerá una nueva reducción de gastos y de personal del servicio exterior del país, a tono con las disposiciones de austeridad emitidas por el Gobierno para afrontar la crisis económica impulsada por la pandemia del COVID-19.

“Estas medidas muy difíciles y que nos vemos obligados a tomar, son inevitables ante la devastación que ha sufrido el Presupuesto del Estado a causa de todos los fenómenos económicos que desató la pandemia de la COVID-19”, señaló Valencia, en un comunicado.

Ante los problemas económicos, “nuestra obligación es seguir prestando, con patriotismo y perseverancia, el contingente de nuestro máximo esfuerzo, porque justamente eso nos demandan las adversas condiciones que hoy enfrenta el Ecuador”, agregó el canciller.

La Cancillería ecuatoriana ya había acometido recortes y el año pasado cerró sus embajadas en Argelia, Nigeria, Bielorrusia, Etiopía y Angola, además de otros cinco consulados, indica el comunicado.

“La disminución mucho más marcada de los ingresos fiscales, a causa de la pandemia, obliga a mayores recortes”, agregó Valencia tras admitir que el déficit fiscal de Ecuador, que en principio estaba proyectado en unos 3.500 millones de dólares, se ha triplicado, según cálculos del Ministerio de Economía.

Ante ello, “cerraremos las embajadas en Malasia, Irán y Nicaragua, la representación ante la OACI (Organización de la Aviación Civil Internacional) y la Secretaría del Parlamento Andino”, así como el cierre de otros seis consulados, remarcó.

Ecuador también se ve forzado “a reducir transitoriamente el nivel de representación en diez otras embajadas, asignando al frente de ellas a funcionarios de rangos medios” y también retornarán al país setenta funcionarios del servicio exterior y que se darán por terminados 75 contratos de personal local en el exterior.

Asimismo, se reducirá de forma proporcional la denominada “cuota política” del servicio exterior, que es la que suele sugerir el presidente de la República.

Valencia recordó que el servicio exterior de Ecuador, que, en mayo de 2017, cuando inició el Gobierno de Moreno, sumaba 1.700 funcionarios, se ha reducido en 400 puestos en los últimos tres años, aunque esa cifra bajará por la decisión de recortes que ha dispuesto el Ejecutivo.

Así, los 165 millones de dólares que la Cancillería ecuatoriana manejaba en 2014 bajarán este año a 103 millones.

El presidente Moreno anunció el martes un conjunto de medidas que incluyen un recorte en el gasto público de 4.000 millones de dólares, así como la liberalización del precio de los combustibles y la eliminación de varias entidades del Estado, entre otras.