ENTRETENIMIENTO

Príncipe Andrew enfrenta nuevas acusaciones


El príncipe habría pasado tiempo en la mansión de Jeffrey Epstein al mismo tiempo que una víctima sufría.

Según nuevos informes, el príncipe Andrew pasó un tiempo en la mansión neoyorquina del multimillonario Jeffrey Epstein al mismo tiempo que el fallecido pedófilo condenado, estaba sometiendo a una de sus víctimas esclava sexual a abusos horribles.

Según The Mail on Sunday, hay “pruebas convincentes” de que la mujer, que tenía unos 20 años en el momento de la visita del duque de York, fue preparada por Epstein cuando era adolescente, agredida sexualmente y forzada a un falso matrimonio de lesbianas con una de sus cómplices.

El periódico también afirma que el abuso que sufrió fue tan “pervertido” que los abogados lo consideraron demasiado gráfico para ser incluido en los documentos legales públicos oficiales.

Ahora se alega que la infame visita de Andrew en 2010 a la casa de Epstein de US$ 113 millones en el Upper East Side, ocurrió mientras la víctima también estaba bajo su techo, lo que arroja dudas sobre las persistentes afirmaciones del miembro de la realeza de que no sabía nada de los crímenes de su ex amigo.

El hijo de la Reina siempre ha mantenido que nunca vio nada sospechoso durante el tiempo que pasó con Epstein.

El duque de York ha sido acusado previamente de tener relaciones con otra de las víctimas de Epstein, Virginia Giuffre Roberts, afirmaciones que ha negado reiteradamente. En enero, un fiscal estadounidense anunció que Andrew “no había cooperado” con las autoridades que cubrían el caso Epstein.

Geoffrey Berman, dijo en enero que los fiscales y el FBI habían contactado repetidamente a los abogados de Andrew para dar seguimiento a su compromiso anterior de ayudar con la investigación.

El duque de York ha estado bajo fuego durante meses por su asociación con Epstein, quien enfrentaba cargos de tráfico sexual infantil antes de su muerte por suicidio en la prisión el 10 de agosto.

El fallecido financista también fue acusado de conseguir jóvenes para sus amigos, incluido Andrew, quien negó con vehemencia las acusaciones.