SUCESOS

¡Lo mataron cuando conversaba con su amigo!


Con el pulmón perforado murió Máximo Enrique Castillo Quintero, de 38 años, quien recibió tres disparos.

Con el pulmón perforado murió Máximo Enrique Castillo Quintero, de 38 años, quien sufrió un atentado cuando conversaba con un amigo en el barrio Rosa Nelly, norte de Machala.

Según su conviviente, cerca de las 14:00, el fallecido llegó a casa luego de realizar trabajos agrícolas en una finca bananera y a las 15:00 salió para ir a comprar aceite para una bomba de fumigación.

Mientras Castillo buscaba quien lo traslade hasta el centro de Machala, se encontró con su amigo Joffre Mora Encalada. Los dos, que se conocen hace más de tres años, se pusieron a conversar en la vereda.

Pasaron cerca de 15 minutos cuando la esposa de Mora escuchó disparos y al salir de su casa observó que su pareja y Castillo estaban en el suelo. Ellos presentaban heridas que emanaban abundante sangre.

Testigos indicaron que en un sujeto caminó hacia ellos y les disparó para luego alejarse del lugar con dirección a las bananeras.

Familiares de los heridos se comunicaron con el ECU – 911, que coordinó la emergencia con el Ministerio de Salud Pública para que envíen una ambulancia.

Sin embargo, ante la tardanza del vehículo de emergencia, optaron por llevar a los perjudicados en un carro particular. Cerca de las 16:00 fueron ingresados por el área de emergencia del hospital Teófilo Dávila.

Los médicos estabilizaron a los ciudadanos, quienes quedaron ingresados en la unidad de cuidados intensivos. Según un informe policial, cuando Castillo era intervenido quirúrgicamente falleció porque uno de los balazos que recibió perforó el pulmón.

El parte añade que personal de la Dirección de Delitos Contra la Vida y Muertes Violentas (Dinased) llegó hasta la casa de salud para realizar el levantamiento del cadáver.

El cuerpo presentaba tres heridas de bala. Uno en la parte izquierda del tórax y lo otros en el brazo. Por orden del fiscal Tito Espinoza, el cadáver fue trasladado al Centro Forense.

Según el Sistema de la Policía Nacional, el occiso no registra antecedentes penales, mientras que Mora trabaja en una mina de Bella Rica.