CIUDAD

Inscripción de defunción se hace de manera virtual en casos asociados al coronavirus


Existe un protocolo específico para fallecidos con Covid-19.

QUITO.- El Ministerio de Salud estableció un protocolo para el manejo de cadáveres ante casos de Covid-19 y dependiendo del lugar de la muerte.

El Registro Civil dispuso el 17 de marzo la atención presencial en 23 de sus agencias solo para la inscripción de defunción.

Vicente Andrés Taiano, director de la entidad, señaló que el 17 de marzo tomaron todas las medidas necesarias para acogerse al estado de excepción decretado por el Gobierno y restringieron los servicios presenciales a excepción del de defunción.

FALLECIDOS

En el caso de las personas que fallecen ya sea en hospitales o en la vivienda y tienen sospechas de COVID-19 o se establezca que esta es la causa de muerte, indicó que revisaron el protocolo para este proceso con el Ministerio de Salud o el IESS y se lo está haciendo en línea.

El médico o la autoridad del hospital (de ser el caso) debe llenar el certificado estadístico vital de defunción (REVIT) y allí se establece la causa de la muerte del ciudadano.

“Con este documento directamente el médico o el hospital lo envía a la Coordinación General de Servicios, a la Dirección de Servicios del Registro Civil, para nosotros proceder con la defunción en línea”, indicó.

OBJETIVO

Con esto se evita la asistencia a una agencia del Registro Civil debido a que debe estar en un cerco epidemiológico como se establece en el protocolo de manejo cadáveres con sospechas de COVID-19 extrahospitalarios.

“Nosotros nos encargamos de inscribir la defunción, entre el Ministerio de Salud y el Registro Civil para que la persona que debe estar en cerco epidemiológico no se acerque ni se traslade a ningún lado”, manifestó.

EN HOGARES

En el caso de fallecidos en hogares, el médico encargado de firmar deberá de pertenecer al distrito de salud.

Además, será el encargado de comunicar al Registro Civil para que se haga la inscripción en línea.

Cuando este no sea el caso, es decir, muerte por otra causa que no sea vinculada a la enfermedad, el familiar debe acudir a la agencia de manera presencia de 08:00 a las 12:00 de lunes a domingo. En algunos casos las funerarias se encargan del trámite. En caso de no hacer el proceso inmediatamente, en la ley se contempla el plazo de 48 horas para la inscripción de defunciones ordinarias.