OPINION

Covid -19: El asesino invisible


Leonel Aguilera Nichole

Cuando nuestras autoridades tuvieron conocimientos del Coronavirus, éstos sin deducir de las graves consecuencias que podrían acarrear en salud y economía, se podría presumir, que se hicieron los desentendidos y no tomaron las medidas precautelarías, que bien hubiesen sido, examinar a las personas que ingresaban al Ecuador, por: Aire, mar o tierra, como también la fumigación integral del país, a fin de contrarrestar el ingreso de este mortal virus. Cuando establecieron que el enemigo era peligroso y estaba arrasando con la vida de seres humanos, lanzan sus medidas preventivas, pero sin considerar dentro de estas, que de suma urgencia se debía dotar con los implementos necesarios a los hospitales, e Instituciones públicas que estarían inmersas para enfrentarlo.

De manera constante existen cadenas televisivas y radiales, haciéndonos conocer, sobre infectados y fallecidos. Verdad o mentira sobre los mismos, se las vienen difundiendo; pero olvidándose, que los ahora héroes de la Salud, no cuentan con las herramientas necesarias para enfrentar sin miedo alguno, su dura batalla y salvar a nuestros compatriotas, es decir…vienen luchando sin el armamento correspondiente.

Esta irresponsabilidad, originó el plantón de servidores del hospital Teófilo Dávila de Machala, como el reclamo de otros centros hospitalarios del país, cuyos dardos de Ineptitud apuntaron directamente hacia quien estuvo al mando de ésta delicada área; reclamos de los que presumimos, pudo haber originado la renuncia de la Ministra de Salud, quien antes de irse del cargo, descargó denuncias sobre las falsedades del gobierno de Lenin, en el manejo de la epidemia. Acusaciones que en su momento las tendrán que responder.

Más allá de lo señalado, es importante que todos contribuyamos con las disposiciones prohibitivas; caso contrario el asesino invisible, podría generar en el Ecuador, una catástrofe de magnitud incontrolable. Ponte pilas, no salgas de casa.