SALUD

Tips para prevenir la hipertensión


El 44% de los chilenos en edad adulta sufren de hipertensión, sus síntomas son silenciosos, capaces de desatar patologías crónicas a nivel cardíaco y renal.

Un bajo consumo de sodio, realizar actividad física y controlar el estrés, son las principales recomendaciones para prevenir el desarrollo de hipertensión, enfermedad que “puede generar cuadros que ponen en riesgo la vida y también dejar secuelas invalidantes, como un infarto agudo al miocardio, un accidente cerebrovascular y el deterioro de la función renal”, explica, Juan Alberto Delgado, cardiólogo de IntegraMédica.

Además, el especialista agrega que uno de los principales efectos de la hipertensión en el organismo, es el aumento de la presión arterial de forma crónica, convirtiéndose en un factor de riesgo cardiovascular constante.

El cardiólogo entrega los siguientes tips para prevenir el desarrollo de una hipertensión:

¿Cómo prevenir el desarrollo de hipertensión?

• Eliminar el exceso de sal en las comidas: evitar consumir alimentos en conserva, por su alto porcentaje de sodio.

• Evitar el consumo de pescados ahumados o secos, quesos muy curados, aceitunas, condimentos y salsas saladas, caldos preparados y sopas de sobre, entre otros.

• Consumir alimentos ricos en potasio, como legumbres, frutas y verduras y aquellos que tengan ácidos grasos poli-insaturados, sobre todo con Omega 3.

• Reducir el consumo de café, a máximo 3 tazas diarias.

• Recordar que el tabaco, el abuso de alcohol, estrés, sobrepeso y sedentarismo, contribuyen a la aparición de cuadros de hipertensión.

• Realizar actividad física al menos media hora tres veces a la semana para fortalecer el corazón, bajar de peso y controlar la tensión arterial.

“Al revisar el etiquetado de los alimentos, debemos saber que los ingredientes se colocan en la lista en orden descendente de cantidad, por esto cuanto antes aparezca la palabra sal en la lista de ingredientes, mayor proporción contiene el alimento”, señala Domingo Montalvo Villalba, endocrinólogo de Clínica San José de Arica.

Una proporción adecuada para el consumo es menos de 0,5 g o 500 mg de sodio por 100 g del producto. Además, para calcular cuánta sal tiene un producto, debemos multiplicar la cantidad de sodio por 2,5, ya que un gramo de sodio equivale a 2,5 gramos de sal.