DEPORTES

Barcelona se enfrentará con Cerro Porteño en la tercera fase de la Copa


GUAYAQUIL.- Barcelona jugó el partido que quería, sin apuros ni exigencias, para asegurar su pase a la tercera fase de la Copa Libertadores aunque cayó 2-1 ante Sporting Cristal, en Lima.

GUAYAQUIL.- Barcelona jugó el partido que quería, sin apuros ni exigencias, para asegurar su pase a la tercera fase de la Copa Libertadores aunque cayó 2-1 ante Sporting Cristal, en Lima.

Los canarios tendrán de rival al club paraguayo Cerro Porteño.

El DT torero, Fabián Bustos, anticipó en los días previos que buscaría asegurar la clasificación con “ciertos recaudos”, pero sin dejar que mostrar buen fútbol.

Y así fue, porque los porteños se defendieron con orden y rotaron el balón continuamente para restarle intensidad a los peruanos.

PENAL ERRADO

Incluso, Barcelona tuvo las opciones más claras del cotejo. Primeramente, Jonatan Álvez falló un penal a los 14 minutos.

El golero Renato Solís atajó estirándose por bajo a su lado derecho. Luego, en la jugada siguiente del tiro de esquina, el mismo meta atajó un remate a quemarropa de Damián Díaz, dentro del área.

Bustos sabía que los celestes tendrían ese apuro de descontar diferencias en el marcador, que su propuesta sería más ofensiva y mostraría mayor volumen de juego colectivo.

Por ello a sus pupilos llenó de confianza, serenidad y mucha calma, sobre todo en los pies de Díaz, Emmanuel Martínez y Fidel Martínez. Ellos, por su talento, triangularon y repartieron fútbol con todos sus compañeros.

Bruno Piñatares y Gabriel Marques también tuvieron una destacada labor de recuperación en el medio campo. Nunca se complicaron y cada balón robado se lo entregaron a los creativos.

GOLES

El gol del triunfo llegó en el 67’, cuando en un veloz contragolpe y asociación entre Emmanuel Martínez y Díaz, terminó en una hábil finta y remate de Fidel Martínez entre las piernas del golero peruano. En la ida, los toreros ganaron 4-0 y así confirmaron su clasificación.

El empate local de Kevin Sandoval, en el 79’, fue producto de una desconcentración del meta Javier Burria, quien aflojó un balón en todo el cotejo y le costó caro. Mientras que Christopher Olivares hizo honrosa la eliminación ‘Inca’ con un penal convertido en el 90+2’, con otro error defensivo.

Ahora, Barcelona tendrá de rival al Cerro Porteño, rival al que eliminó en las semifinales de la Copa Libertadores 1998. Los guaraníes accedieron a la tercera fase de la edición 2020 tras dejar en el camino al peruano Universitario de Deportes.